La plataforma municipalista reafirma su compromiso “con la transparencia y la gestión honesta de lo público” ante las acciones judiciales seguidas contra miembros del Partido Popular

La Coordinadora de València en Comú (VALC) ha hecho público un comunicado en el que muestra su tristeza ante las diligencias judiciales llevadas a cabo contra miembros del Partido Popular dentro de la denominada Operación Taula, que muestran a Valencia como “capital de la corrupción”. Por otro lado, VALC muestra también su satisfacción por el hecho de que la justicia tome “cartas en el asunto y empiece a poner coto a los desmanes” del PP en el Ayuntamiento. A juicio de la Coordinadora de la plataforma municipalista, solo “un proceso de fortalecimiento político de la ciudadanía por mecanismos participativos y mediante una movilización vigilante garantiza que situaciones como esta no se vuelvan a ver en nuestra ciudad”.

La Coordinadora de València en Comú muestra en el comunicado hecho público hoy con motivo de las noticias surgidas en torno a la denominada Operación Taula, que afecta judicialmente a numerosos miembros del Partido Popular de Valencia, imputados por corrupción, “una sensación contradictoria”. Así, por un lado, “como casi toda la ciudadanía valenciana”, VALC subraya que “no podemos sino alegrarnos de ver cómo la justicia toma cartas en el asunto y empieza a poner coto a los desmanes del Partido Popular en el Ayuntamiento de nuestra ciudad”. Por otro lado, la plataforma municipalista matiza que “nos entristece, como tantas otras veces, que el nombre de nuestra ciudad se vea arrastrado por el lodo del escarnio como capital de la corrupción”.

La Coordinadora de València en Comú considera que la causa de este descrédito es “la nefasta gestión y la tremenda inmoralidad de buena parte de quienes han tenido en sus manos el destino de esta ciudad durante más de dos décadas”. “Produce escalofríos –continúa el comunicado de VALC- pensar en cuánta miseria y cuánto sufrimiento se han inflingido a la ciudadanía por el despilfarro y el descontrol de esta caricatura de gobernantes”.

En este sentido, VALC señala que “ante las acciones judiciales que se están llevando a cabo contra miembros del Partido Popular en la corporación local de Valencia, queremos poner de manifiesto que nuestro compromiso con la transparencia y la gestión honesta de lo público hace que esta situación nos resulte especialmente repugnante. Los hechos y lo que ha pasado en nuestras instituciones dan la razón a nuestra insistencia en propugnar una nueva forma de gestionar y una nueva forma de trabajar para la ciudadanía. Necesitamos trabajar para los ciudadanos y que el interés público sea la única prioridad. Por ello, creemos que nuestra configuración como plataforma ciudadana debe ser una puerta para que la ciudadanía acceda a estas instituciones que han estado selladas a cal y canto”.

A juicio de la Coordinadora de la plataforma municipalista, “es el poder en manos de la ciudadanía el que puede poner coto a los desmanes de aquellos que creen que una representación concedida por las urnas de modo provisional es un privilegio que les permite saquear lo público como si fuera patrimonio propio”. VALC concluye su comunicado reafirmado su convencimiento de que “un proceso de fortalecimiento político de la ciudadanía por mecanismos participativos y mediante una movilización vigilante es la mayor garantía de que situaciones como estas no se vuelvan a ver en nuestra ciudad”.

 

Deja un comentario