València en Comú considera que ha habido un registro masivo de votantes ficticios, uso de datos falsos y falsificación documental

València en Comú (VALC) presenta en el juzgado una denuncia por su supuesto fraude en el sistema telemático de votación puesto en marcha para elegir a cinco miembros de su Coordinadora (compuesta por diez personas). El supuesto fraude fue hecho público ayer tarde en el transcurso de un Plenario de la plataforma municipalista al que acudieron casi doscientas cincuenta personas y en el que se eligió también a las personas que conformarán la Comisión de Garantías y la Comisión de Finanzas. Se acordó suspender y aplazar el proceso de votación de la Coordinadora, que se cerraba a las 23:59 h. de ayer, y acudir a los juzgados para denunciar los hechos.

El responsable de Informática de València en Comú, desgranó el contenido de la auditoría que había hecho al proceso electoral al detectar el pasado martes determinadas anomalías en el censo de personas inscritas para votar. Según este informe, “todas las incidencias detectadas en el muestreo tienen lugar en registros realizados únicamente desde una IP”, comprobando que son ochenta y seis los registos realizados en dicha IP. De las ochenta y seis inscripciones en el censo hechas desde esa IP, “únicamente tres de ellas corresponden a personas físicas reales, participantes conocidas en València en Comú”. Además, se dice en el informa, “al intentar confirmar la voluntad de inscripción mediante llamada telefónica resultan ser teléfonos inactivos de Movistar, que no se corresponden con la factura telefónica de Vodafone o de Orange presentada al inscribirse, factura que es del mes de junio o de julio pasados en la totalidad de los casos analizados”.

Por otro lado, “al analizar los teléfonos se detecta que pertenecen a números virtuales comprados en paquetes de 30 que empiezan por 6126, 6287 o 6412, exclusivamente. Esos paquetes están a la venta en el mercado negro y proceden, en su mayor parte de Rusia”.

El informe precisa al respecto que “al analizar los nombres y DNI asignados a esos registros se detecta una recurrencia sistemática: son datos de los listados publicados en las bolsas de trabajo de enfermería de la Junta de Andalucía”. En este sentido, se dice en el informe que “al analizar el voto emitido se comprueba que muchos de estos registros falsos han votado, corrompiendo la base de datos de votación de forma imposible de resolver, por estar el voto encriptado y no poder distinguirse qué voto pertenece a cada persona. No obstante, al detectar la anomalía, procedimos a volcar la base de datos cada vez que se emitía un voto nuevo, comparando una con la otra. De dicha comparación se deduce que los votos falsos van a dos candidatas en concreto”.

Ante estos hechos, el Plenario decidió por unanimidad anular la votación en marcha, dar el visto bueno a la depuración del censo de inscritos y abrir una nueva fecha de votación que coincidirá con la votación de elección de vocales para las Juntas Municipales de Distrito, votación que se cierra el domingo 18 de septiembre.

Además, se acordó denunciar en los juzgados un registro masivo de votantes ficticios, el uso de datos falsos y falsificación documental “para que se depuren las responsabilidades penales que de ello pudieran derivarse”.

Deja un comentario