Ya que a la señora Esperanza Aguirre, le gusta tanto menospreciar, burlarse e incluso insultar, a Manuela Carmena, con el beneplácito de su esbirro en el periodismo Eduardo Inda mediante su panfleto ok diario, comentaré algunas cosas de la gestión de la alcaldesa y como se debe gobernar en una ciudad como Madrid.

El ayuntamiento de Madrid destinará 798 millones de euros a necesidades sociales en 2017, lo que supone un aumento del 21,8% respecto a la inversión del año pasado, el borrador incluye incrementos en todos los gastos salvo el destinado a la amortización de la deuda, que desciende un 27%, hasta los 523 millones. La gente se preguntará ¿esto significa que la deuda se disparará e intervendrán el ayuntamiento?, pues no, según la estimación del gobierno local, los números rojos se situarán en 3447 millones, frente a los 3844 del ejercicio pasado. Recordemos que cuando llegó al ayuntamiento, este tenía una deuda de 5892 millones, señora Aguirre, va tomando nota.

Claro, la gente pensará, “si, pero seguro que los inversores huyen despavoridos ante la amenaza roja”, pues vuelven a errar, según datos del Ministerio de Economía, el flujo de inversión extranjera directa fue de 2097 millones, en el primer trimestre de 2016 un 42,3% más que en el ejercicio anterior, más nota señora Aguirre.

Manuela Carmena ha conseguido la paralización de la venta de más de 2000 viviendas sociales, que su antecesora en el cargo Ana Botella había realizado a varios fondos buitres, y ¿cómo funcionaban estos fondos buitres?, se dedicaban a la compra de viviendas para luego subir desmesuradamente loa alquileres a los inquilinos, a los cuales, al no poder pagar, tenían que abandonar sus viviendas, que algunos llevaban más de 30 años viviendo. Estas cosas son las que les molestan, ¿verdad?, señora Aguirre.

Se aprueba una red de escuelas infantiles, que serán más baratas y tendrán más profesores, la nueva ordenanza duplicará el número de profesores por aula, no excluirá a las familias con algunos de sus progenitores en paro y rebaja los costes actuales, otro ejemplo, de si se quiere, si se puede, o ¿no? Señora Aguijare.

Otro de los puntos claves de las ciudades del cambio es intentar remunicipalizar, lo que otros han privatizado, en este caso Madrid, lo hace con la funeraria que, en 1992, se privatizó por la friolera cifra de 100 pesetas, el 51% de las acciones quedó en manos municipales y el otro 49% en manos de funespaña. ¿y cómo se encontraron los cementerios de Madrid? Pues hechos una ruina, un informe presentado en febrero del año pasado, reveló la necesidad de obras de reparación de casi 24 millones. Más detalles, el socio privado “funespaña” recibió, dividendos y el 20% del resultado de la explotación a lo largo de las últimas décadas, Hasta 2014 los importes percibidos han ascendido a 63,8 millones, cuando el privado invirtió únicamente 1,2 millones. Si estáis leyendo bien, una empresa compra por 100 pesetas, el 49%, invierte 1,2 millones y se lleva 63,8 millones, que ¿cómo os quedáis?, pues así son casi todas las privatizaciones en este país, un negocio de 4 amigos que los pagamos entre todos.

Y a todo esto que tiene que decir la señora Aguirre, nada verdad, bueno si, que no puede salir de su garaje, por el corte a la circulación de la gran vía, las reinas magas, y todas estas cositas, dese un lavado de humildad, si aún le queda, claro.

Deja un comentario