La Mola de Paterna, más de 200 Hectáreas (Ha) protegidas para las futuras generaciones.
El día 22 de febrero nuestras compañeras del Grupo Municipal Paterna Sí Puede pasan a formar parte de la historia viva de Paterna. El Pleno municipal aprueba la declaración de la Mola como Paraje Natural Municipal (PNM).

PNM es un área natural poco transformada por la explotación u ocupación humana que, en razón a la belleza de sus paisajes, la representatividad de sus ecosistemas, o la singularidad de su flora y de su fauna, posee unos valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos cuya conservación merece una atención preferente.

La prioridad del los Ayuntamientos debe ser la creación de puestos de trabajo. El Ayuntamiento gestionará el PNM a través del Consejo de Participación del Paraje y la gerencia del PNM. Para la gestión e investigación en PNM, serán necesarios: agricultores, jardineros, vigilantes, personal de mantenimiento, técnicos y especialistas en gestión de aguas, de residuos, de energías renovables, de espacios naturales, de espacios forestales, ingenieros agrónomos, ingenieros de montes, licenciados en biología, ingenieros agrícolas o forestal, técnicos en gestión y organización de empresas agropecuarias, técnicos en gestión y organización de los recursos naturales y paisajísticos, técnicos en jardinería, monitores de actividades lúdicas y deportivas.

Puestos de trabajo para un espacio superior a las 200 Ha, y en el interior del área metropolitana de Valencia con 1,9 millones de habitantes y con gran déficit de espacios naturales verdes.
Existen importantes nichos de negocio en el ámbito de la economía ‘verde’, ya que toda esta riqueza natural es también capital natural. Se necesitan unos ecosistemas sanos para que haya actividad económica.

Hoy sabemos que el 40% de la economía mundial depende de una biodiversidad y unos ecosistemas sanos. La vinculación, por tanto, del mundo empresarial con la biodiversidad es evidente y su rentabilidad se ve afectada si la perdemos. Sin ecología no hay economía.

Juan Enrique Palencia

Deja un comentario