Mucho se habla del ayuntamiento de Madrid, de sus mejoras, de cómo cambia la ciudad y, la verdad es que es cierto, aunque también se le critica. Pero tenemos en la otra gran ciudad de este país, Barcelona,  a una mujer  forjada en la lucha de la calle. 

¿Quién dice que no es compatible la lucha en la calle con el trabajo en las instituciones? Pues aquí tenemos un claro ejemplo de que sí lo es, pero curiosamente apenas se menciona. Seguramente si estuviera haciendo un mal trabajo sí se haría, sobre todo teniendo en cuenta las ganas que le tienen, ya que ha plantado cara a las todopoderosas energéticas, y va a conseguir lo que éstas no querían, que cunda el ejemplo.

Barcelona exigirá a las eléctricas que contrate que cumplan con el convenio de pobreza energética.
El ejecutivo municipal exigirá a las compañías eléctricas que contrate que cumplan con el convenio de pobreza energética, por el que las empresas no pueden cortar la luz a las familias en situación de vulnerabilidad, si no lo cumplen, les multará. “Las suministradoras deben entender el servicio como una corresponsabilidad, será de obligatorio cumplimiento que firmen el convenio”, de acuerdo a la ley 24/2015 contra pobreza energética, según Eloi Badia, concejal de presidencia. Vamos, lo que tendría que haber hecho cualquier representante público, mirar por los intereses de la ciudadanía, que hasta ahora brillaba por su ausencia.

Como no podía ser de otra forma, tanto Gas Natural como Endesa lo han recurrido, veremos cómo acaba el asunto. De todas maneras, como veremos a continuación, el plan B está preparado, puesto que quiere renovar el contrato año a año, hasta que se pueda autoabastecer.

Barcelona creará una comercializadora de electricidad local, que se estrenaría en octubre de 2018.
Pero la cosa no acaba aquí, para competir con las grandes empresas de energía, el ayuntamiento de Barcelona destinará 130 millones de euros al desarrollo de actuaciones para aumentar la autonomía energética de la ciudad, reducir el impacto ambiental de la producción de energía y garantizar el suministro a los ciudadanos en  los próximos 3 años. Entre las herramientas de esta política energética integral, destaca la creación de una comercializadora de energía pública local que compre la energía eléctrica de fuentes renovables públicas y privadas generadas en Barcelona, y la venta a los hogares y a entes municipales a la que los vecinos podrán abonarse en octubre de 2018.

Con esta medida, el gobierno de Barcelona pretende crear un modelo propio: “Queremos reducir un 10% el consumo per cápita, un 18% la emisión de gases de efecto invernadero, doblar la capacidad de generación de energías renovables y queremos trabajar para garantizar que nadie se quede sin poder calentar o iluminar su hogar” según el teniente de alcalde Sanz.

Como veis una gran iniciativa, no son solo palabras, hay que actuar, y esto lo tiene muy claro Ada Colau. ¿Quién dice que no se puede? Con voluntad política, por supuesto que se puede.

El pulso de Colau contra las eléctricas despierta el interés de otros municipios.
Ada Colau es un ejemplo de esas personas que aparecen muy de tarde en tarde, que son las primeras en dar pasos importantes. Su pasado de activista así lo refleja, cuando se enfrentó a las entidades bancarias y ahora, desde la alcaldía, ha multado los bancos que tienen pisos vacíos, ha emprendido medidas para frenar la presión turística y ha disgustado a los monárquicos por retirar el busto del rey Juan Carlos I del salón de plenos.

Respecto a las grandes eléctricas, lo está volviendo hacer. Muchos municipios están a la espera de que el recurso presentado por Gas Natural y Endesa (que son las dos empresas que optan en Barcelona al contrato de la luz), sea desestimado, y entonces seguir el ejemplo de Barcelona. De momento son L’Hospitalet, Badalona y Santa Coloma, pero estoy seguro que después vendrán muchos más.

Lo estás volviendo a hacer Ada, siempre he pensado que serias la futura presidenta de este país. De hecho, según la revista la revista Político.eu, Colau es la figura española de referencia en el ámbito público e institucional, entre los personajes más influyentes del año 2016 en Europa. Sobre ella, la revista afirma que “el futuro de España podría descansar sobre sus hombros”.
Muchos estamos contigo Ada, gracias por enseñarnos el camino.

Jose Vico

Deja un comentario