El grupo político municipal Riba-roja Puede realizó en el Pleno Municipal, hace ya casi dos semanas, una oferta de negociación de los presupuestos al equipo de gobierno dónde y cuándo éste quisiera. Eso sí, la oferta mantenía una única condición, que la reunión se realizara públicamente.
Después de que el grupo político de Riba-roja Puede insistiera en un par de ocasiones ante los medios de comunicación sobre la oferta, esta mañana, por fin, ha contestado el equipo de gobierno formado por PSOE, Compromís y EU a Podemos mediante un correo electrónico, negándose a debatir sobre los presupuestos públicamente.
La razón argüida por el concejal de Hacienda, en nombre de todo el equipo de gobierno, ha sido que “no es lógico, ni práctico hablar de presupuestos con cámaras”, porque “esto no es un plató de televisión”.
En un correo anterior, el concejal de Hacienda ya había puesto ‘peros’ a una negociación ‘dónde el equipo de gobierno quisiera’, al decir que los presupuestos se debían negociar en “la casa del pueblo que es el Ayuntamiento”.
Ese correo fue previamente contestado por los morados diciendo que no había ningún problema en negociar en el salón de plenos de ‘la casa del pueblo que es el ayuntamiento’, todo lo contrario, pero siempre que fuera una reunión abierta de verdad al pueblo y no en un despacho. Y visto que no ponían fecha y lugar, y “por si no lo hacían por timidez” los de Podemos emplazaron al equipo de gobierno a una reunión hoy viernes a las 19 horas en el
Salón de Plenos, con cámaras, para que ésta fuera grabada. Reunión que finalmente no tendrá lugar al ser rechazada la negociación pública por el equipo de gobierno.
Ante esta situación Rubén Ferrer, portavoz del grupo municipal de Riba-roja Puede ha manifestado que “el equipo de gobierno sólo negocia de forma transparente cuando necesita de nuestros votos, tal como ocurrió con las negociaciones del pacto del Ateneu, por el que el socialista Raga obtuvo la alcaldía a cambio de unos compromisos de programa a cumplir, que sí que fueron grabadas. Ahora, sin embargo, debe de estar negociando a escondidas en despachos con otros grupos, y nadie sabe quién ni a cambio de qué, van a apoyarles en los presupuestos. Nos preguntamos si las direcciones políticas de Compromís y EU en Valencia, conocen la negativa de sus concejales de Riba-roja a negociar con Podemos los presupuestos de forma pública y transparente, pero estamos convencidos que sus votantes no aprueban ni entienden esta forma de actuar.”
El portavoz también se preguntó “por qué tienen alergia a negociar en público, y sólo es entendible en el caso de que tienen algo que esconder y que no quieren que se sepa, o no quieren que evidenciemos que nuestras propuestas son mucho más sociales, municipalistas, ecológicas y transparentes que las que ellos traen. Desde nuestro partido queremos decirles que se tienen que ir acostumbrando a este tipo de negociaciones, puesto que el tablero político ha cambiado y Podemos ha venido para quedarse.
Quizás en otro tiempo los despachos tuvieron mucha importancia en los ayuntamientos, pero nosotros vamos a invertir la situación dándole la vuelta a la tortilla y poniendo al pueblo, a sus ojos y sus oídos en el centro de las negociaciones. Además se comprometieron a realizar todos los presupuestos de forma participativa, qué mejor manera de empezar a hacer presupuestos participativos que la gente vea las negociaciones de los partidos y sepa qué pide cada cual y por qué.”
Desde Riba-roja Puede no vamos a dejar de insistir en que se dote el presupuesto de las partidas necesarias para cumplir el Pacto del Ateneu, haciendo unos presupuestos más sociales, más transparentes, más justos y más ecológicos, finalizó diciendo Rubén Ferrer.

Deja un comentario