La moción presentada para debate plenario a fin de mes, recoge una propuesta realizada desde  UGT de Ilunion Emergencias (adjudicataria del 112 en la Comunidad Valenciana, perteneciente al Grupo Once), solicitando al tripartito de la Generalitat mejoras en las condiciones laborales de las y los profesionales del servicio, garantizar todos los puestos de trabajo, eliminando la precariedad y negociar mejoras sustanciales y específicas sobre el convenio para recoger todas las particularidades de un servicio de atención de llamadas de emergencia.

La moción (adjunta) denuncia que este servicio se presta por empresas privadas del sector del telemarketing, a pesar de tratarse de un servicio considerado esencial tanto a nivel europeo como a nivel autonómico por la Ley de Emergencias de la Comunidad Valenciana (Ley 13/2010 de 23 de noviembre).

“Según señalan los propios trabajadores y trabajadoras, dice Juanjo Llorente, concejal portavoz de EU Verds en Aldaia, actualmente la plantilla está en condiciones extremas por la precarización de sus puestos. Esta delicada situación pone en peligro inminente la seguridad de la ciudadanía que llama al teléfono único de emergencia 112 en momentos críticos para su vida y salud. Pues en los últimos años, no solo se ha reducido la plantilla de trabajadores y trabajadoras, sino que se ha doblado la carga de trabajo. Desde que se eliminaran en 2013 los 90 puestos de teleoperadores/as del CICU (Centro de Información y Coordinación de Urgencias), responsables de atender las llamadas entrantes al 112 sanitarias, estas fueron asumidas por los gestores y gestoras de atención de llamadas del centro de coordinación de emergencias 112 Comunidad Valenciana. Para asumir estas nuevas funciones, el personal de atención de llamadas recibió un curso de formación específica sanitaria de tan solo dos días. Desde entonces y hasta el día de hoy, la empresa, además, ha ido reduciendo la plantilla paulatinamente”.

“Por todo ello, dice Juanjo Llorente, desde EU Verds apoyamos decididamente exigir al Gobierno progresista de la Generalitat, del que esperábamos más, un modelo de gestión pública para ofrecer este tipo de servicio esencial para la ciudadanía. En salud no se puede ahorrar porque estamos jugando con la vida de las personas”.

Deja un comentario