La diputada Àngela Ballester ha defendido en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo una Proposición no de Ley relativa <>,  iniciativa  presentada por El Grupo Parlamentario Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

La diputada y portavoz en la citada comisión parlamentaria  se ha mostrado convencida que “estamos ante el momento más dramático a nivel mundial de nuestra historia, con millones de personas sufriendo hambrunas y desplazamiento forzoso. La sociedad civil de forma unánime nos exige un compromiso firme con las políticas de cooperación y ayuda humanitaria. Es un grito para salvar a millones de personas pero también para salvarnos de la progresiva deshumanización de los gobiernos de los países más enriquecidos”.

Ballester ha reclamado al Gobierno del Partido Popular que “España asuma el liderazgo, que asuma su responsabilidad y desempeñe un papel fundamental en la ayuda humanitaria en los países de nuestro entorno y en aquellos donde ya existe cooperación guiada por los principios humanitarios y por las necesidades de los beneficiarios y por el compromiso del pueblo español con los Derechos Humanos y con la solidaridad más allá de nuestras fronteras”.

El Gobierno, ha dicho “ha de desempeñar un papel internacional más activo en la ayuda humanitaria guiado por los principios internacionales y prestando la suficiente atención a la cuestión del cambio climático en la acción humanitaria. Ello supone incluir también el desplazamiento y migraciones inducidas por el clima, en toda la formulación de políticas relevantes a nivel regional y global”.

En su exposición, la diputada valenciana,  se ha referido a la magnitud y persistencia de las crisis humanitarias. Según Ballester “la mayoría tienen su origen en las incoherencias de las políticas de los países desarrollados”.  Y a continuación ha puesto el acento en las cifras que ha calificado de alarmantes “250 millones las personas están afectadas por crisis humanitarias y siguiendo con la tendencia al alza de desplazamientos forzados, hoy en día hay más refugiados y desplazados internos que durante la Segunda Guerra Mundial. Concretamente cerca de 60 millones, incluyendo casi 40 millones de desplazados dentro de sus propios países”.

Ballester ha denunciado que “son las mujeres y las niñas las que sufren la mayor parte de las crisis humanitarias. Las  niñas están expuestas a riesgo y ante situaciones que incrementan las probabilidades de violación, de explotación sexual y a un aumento de embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual y de las muchas complicaciones relacionadas con la salud reproductiva”.

La diputada de Podemos también ha emplazado al Gobierno de Mariano Rajoy a vincular la política de ayuda humanitaria con la política de ayuda al desarrollo “para que la primera sea realmente efectiva y, en consecuencia, a avanzar de inmediato hacia el compromiso internacional de destinar el 0,7 % del PIB a la Ayuda Oficial al Desarrollo”.

Deja un comentario