Unidos Podemos, ERC y Compromís han conseguido bloquear la enmienda de transacción que los socialistas habían pactado con el PP para priorizar la construcción del Corredor Central frente al Corredor Mediterráneo.

Ferran Martínez, senador valenciano y portavoz del Grupo Territorial Valenciano de Unidos Podemos, considera que “el PSOE opta por marginar el Corredor Mediterráneo y apoya un sistema de infraestructuras radial, que hace pasar todo por Madrid y que margina las necesidades de la Comunitat Valenciana”. El senador ha añadido que “el hecho de que se haya tenido que retirar una propuesta que menoscababa los intereses de numerosos territorios debe ser entendida como una victoria de la gente”, precisando además que la iniciativa del PSOE “dejaba en una situación más que complicada al PSPV, incapaz de defender los intereses de los valencianos y valencianas”. Pilar Garrido, senadora vasca de Unidos Podemos, ha manifestado que “el despilfarro de recursos económicos públicos en infraestructuras fantasmas pone en peligro una infraestructura tan estratégica como el Corredor Mediterráneo”. Maribel Mora, senadora andaluza de Podemos, ha destacado que “reivindicamos el Corredor Mediterráneo para maximizar las potencialidades económicas del puerto de Algeciras, que, a pesar de ser el de mayor tráfico de mercancías de todo el Estado, no tiene las infraestructuras que podrían desarrollar todo su potencial”.

Hoy el PSOE ha presentado en el Senado una moción que instaba a construir el tramo del Corredor Central que uniría Algeciras con Boadilla, postergando las obras necesarias para el Corredor  Mediterráneo. El PSOE, además, había aceptado una enmienda del Partido Popular que sólo contemplaba para el futuro, sin fijar una fecha concreta y sin pedir dotación presupuestaria siquiera, la unión ferroviaria de la frontera francesa con Almería sin que la línea ferroviaria se prolongue hasta Algeciras, tal y como se viene reclamando desde hace años por parte de numerosos colectivos sociales y empresariales. El PSOE, en cambio, había rechazado la enmienda presentada por Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, que consideraba prioritaria la construcción del tramo Algeciras-Boadilla, pero que también instaba a finalizar antes de 2020 la construcción del Corredor Mediterráneo, que debe unir la localidad gaditana de Algeciras con la frontera francesa. El PSOE finalmente ha tenido que retirar su moción, puesto que varios grupos parlamentarios (entre ellos Unidos Podemos) se han negado a firmar la transaccional que permite incluir los cambios promovidos por el Partido Popular.

Desde hace ya años diferentes territorios del Estado reclaman la construcción del Corredor Ferroviario Mediterráneo, que permitirá conectar Algeciras, cuyo puerto es el de mayor tránsito de mercancías de todo el Estado Español, con la frontera francesa, discurriendo así por todo el litoral mediterráneo. Se trata de potenciar un nuevo modelo ferroviario que supere el modelo radial y centralista existente, permitiendo potenciar las sinergias económicas y competitivas de los territorios mediterráneos. El Corredor Mediterráneo, en este sentido, permitirá conectar unos territorios que actualmente concentran el 50% del PIB nacional, el 55% de la producción industrial y el 60% de nuestras exportaciones, así como buena parte del turismo que recibe nuestro país.

Deja un comentario