NOS SOBRAN MOTIVOS

0
17

Si ya habían suficientes motivos para la moción de censura, durante esta última semana, por si algo más faltaba, hemos sido conocedores de que el fiscal anticorrupción, entre cuyas tareas se encuentra la de perseguir los paraísos fiscales, resulta que él mismo tenía una empresa en uno de ellos, concretamente en Panamá. Pero la cosa no acaba aquí, el Ministro de Hacienda Montoro, en su día orquestó una amnistía fiscal para los defraudadores bajo el pretexto del ingreso de 40.000 millones de euros en las arcas públicas, de los que en realidad, sólo fueron 1.200); ha sido declarada nula por el Tribunal Constitucional sin efecto retroactivo. Tal cual. Ahora, algunos partidos piden la dimisión de Montoro.

¿En serio? Nos tomáis por tontos. Este gobierno no se puede sostener ni un minuto más, no se trata de quitar a una persona para poner a otra, lo que está podrido es el partido entero y, por ende, el gobierno. Usemos las herramientas democráticas que tenemos a nuestro alcance, ya no sirven las excusas. Hay que actuar, y el que no lo haga quedará retratado.

FISCAL ANTICORRUPCIÓN DIMITE POR CASO DE CORRUPCIÓN

Suena paradójico pero es así. El fiscal anticorrupción Moix, el mismo cuyo nombre aparecía en los pinchazos telefónicos de Zaplana e Ignacio González, tranquilizando a su gente, afirmando que era de confianza (y vaya si lo ha sido); ha tenido que dimitir al ser dueño del 25% de una sociedad offshore radicada en Panamá, cuando una de sus funciones como fiscal era perseguir dichas sociedades.

Habrá gente que pensará: “bueno al menos ha sido coherente y ha dimitido”. Pues ni eso, porque conserva su plaza como funcionario del estado, por lo que volverá a su cargo anterior, fiscal del Tribunal Supremo. Un cambio muy positivo para los bolsillos del ya ex fiscal anticorrupción, puesto que cobrará más.

Estos hechos en cualquier país democrático tendrían sus consecuencias, tendría que rendir cuentas y cuanto menos ser apartado de todas las funciones que repercutan en el Estado, pero esto es España, y aquí no pasa nada. Muchos políticos se conforman con aceptar su dimisión, creo que no entienden nada, son nuevos tiempos y no debería haber impunidad, es hora de actuar.

MONTORO Y SU AMNISTÍA FISCAL

Todavía recuerdo, al principio de la crisis, cuando el señor Montoro salía todos los lunes anunciando que los viernes tendríamos noticias de nuevos recortes, porque los españoles nos habíamos portado muy mal, habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades y tendríamos que rendir cuentas en forma de recortes, bajada de salarios y subida de impuestos. Pero se le ocurrió una genial idea, nos comunicó allá por el 2012, que iba a hacer una amnistía fiscal y todo aquél que tuviera dinero fuera de España, normalmente en paraísos fiscales, podría traer el dinero que no le iba a pasar nada e ingresaríamos gran cantidad de dinero en metálico, puesto que lo podrían regular sin ninguna repercusión (a las arcas públicas solo llegó el 3% de ese dinero).

Ahora, el Tribunal Constitucional (que no es un ente peligroso gobernado por rojos), acaba de anularlo, calificando la medida como “abdicación del estado ante su obligación de hacer efectivo el deber de todos de concurrir al sostenimiento de gastos públicos”.

NOMBRES QUE SE ACOGIERON A LA AMNISTÍA FISCAL

Voy a enumerar algunos, para ver si se les cae la cara de vergüenza: Luis Bárcenas, que reguló 10’9 millones procedentes de su empresa uruguaya Tedesul; Rodrigo Rato, con el fin de regular su patrimonio; Francisco Granados, con una cuenta en Suiza 1’5 millones; el empresario David Marjaliza, socio de Granados en la trama “Púnica”, 3 millones; Josep y Oleguer Pujol, 2 y 3 millones respectivamente; Edmundo Rodríguez Sobrino, mano derecha del ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, 402.239 euros; el ex Consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid, Alberto López Viejo, 450.000 euros.

Podría seguir, pero creo que la indignación y la estupefacción de quien pueda leer esto pueden ir en aumento y, más aún si cabe, teniendo en cuenta que existen las herramientas democráticas para echar a este partido de las Instituciones, pero hay partidos que no están por la labor.

De los “naranjitos” no esperaba otra cosa, la verdad. Están cumpliendo con su labor en las Instituciones, o sea, bloquear cualquier intento de cambio. Y lo están haciendo muy bien. Ante sus afirmaciones: “como vuelva a haber otro caso de corrupción, ya veréis, la vamos a liar”, Rajoy se fuma un puro y piensa: “Gracias Rivera, sigue así, tienes tu futuro asegurado”.

Ahora bien, del “nuevo PSOE”, con las expectativas que ha creado en campaña Pedro Sánchez: “lo primero que haré si gano es pedir la dimisión de Rajoy”, seguimos a la espera. Pero debería tener claro que los militantes del PSOE han votado por un cambio en sus políticas, es decir, que debe  actuar, y si el martes 13 se abstiene, la pelota estará en su tejado. No le quedará otra alternativa que la de preparar su propia moción. Si no lo hace, aquí estaremos nosotros para recordárselo, y no nos sirve como argumento que no dan los números.

En política los tiempos son muy importantes.

José Vico

Deja un comentario