Opinar es libre, pero si se hace, que se haga de forma sólida y no egocéntrica, interesada o parcial, y sobre todo que no se acuerden de Santa Bárbara solo cuando truena.

La pegunta es, ¿cuantas eras habrá hasta que despertemos y encontremos la forma adecuada para llevar a cabo la protesta licita y necesaria pero siempre ecuánime y documentada? Porque siempre se hará valido ese dicho que dice “cuando veas las barbas de tu vecino cortar pon las tuyas a remojar”, pero como es un dicho ¿para que nos vamos a preocupar? mientras a mí no me afecte que se apañen.

No será la primera vez que alguna persona ha entrado en un bar o estando en cualquier otro lugar, oír alguna conversación que determina bien a las claras, quienes somos y sobre todo como somos, y no soy de generalizar porque es un error, pero así nos va.

Es bien fácil (no lo dudes), cuando opinas de algo en concreto empieza a pensar que es una visión tuya particular, aunque puedas encontrar respaldo a esa posición por quienes te rodean y por ello, sobre todo créate autocritica y no seamos tan ególatras, que no tenemos la razón suprema ni absoluta. Eh de ahí la importancia del debate abierto y constructivo al que yo invito a cualquiera.

No será la primera vez que se oye opinar “que barbaridad no hay derecho” a situaciones concretas, pero ¿qué pasa? que estas mismas personas que se quejan y critican dependiendo de la era, lo hacen bien desde “BARRA DE BAR” o bien desde “REDES”, y no se les ve nunca dando la cara en primera línea, ¿para qué? ya tiene su medio que les satisface ¿para qué molestarte?

Eh de ahí la hipocresía en todo su esplendor del significado y encima con imposición. ¿Y por qué no? si es lo que recuerda a la forma de operar de muchos partidos, divulgar, divulgar, en intereses partidistas o propagandísticos, llegando a utilizar los medios que haga falta como apropiarse de ellos si lo requiriesen para lograr su fin. Es su modelo y modus operandi, todo cara la galería. Y está muy de moda si, si, no hay más que observar un poquito que es como más se aprende si se quiere.

Reivindicamos cosas puntuales, que nos llegan desde fuera y sin embargo, en las situaciones donde la sociedad debería estar en la calle, solo muy pocas personas con dignidad y conciencia se manifiestan, siendo sabedores que hasta les pueden pasar factura por ello, y lo digo de primera mano, que para buscar trabajo por muy buen Corriculum que tenga, el ser concejal es un impedimento.

Esa es la sociedad que hemos creado, ¿y para eso da uno un paso al frente? ¿para quedarse solo y desamparado más agudamente? Como dijo no sé quién el en Congreso de los Diputados, “Manda huevos”

Por ello, como estoy un poco harto de tanta hipocresía social donde todas y todos dicen y muy poca gente hace algo, (que lo vemos y lo sentimos cada día) y más aún cuando es algo que no es partidista, que es social como la Violencia de Genero y en especial la Machista que tiene más muertes que el terrorismo de ETA, o la falta de medios en la Educación habiendo tantos barracones, o como en Sanidad, el maltrato que hasta hace poco tenían las pagas de Dependencia, el déficit  de financiación por parte del estado a nuestra tierra Valencia, o como nuestra huerta  que ha sido a lo largo de los siglos la despensa de nuestros familiares  y antepasados, por no hablar de una noticia actual, que la sociedad española hemos perdido 60.000 millones de Euros de la ayuda a la Banca, y así muchos aspectos más.

Como se suele decir, “si cada uno tiene su casa limpia, estará todo siempre reluciente” y siendo conscientes que lo anterior dicho, suma y repercute en el desarrollo tanto individual como colectivo de la sociedad Valenciana, hay que limpiarlo.

También tengo que decir que yo también fui durante mucho tiempo así, porque había perdido la esperanza y pensaba que generalizada la apatía sobre todas las situaciones sociales y políticas que se han dado a lo largo del tiempo, y si en algo me arrepiento es de haber tenido esos pensamientos durante mucho tiempo y que una chispa de esperanza me hizo cambiar totalmente y reencontrar la esperanza perdida y contribuir con esa esperanza, los sueños pasen a ser realidad en lo más breve posible, por el bien de convivencia de  la humanidad.

Por ello al igual que me gusta trasladar claramente y como lo siento, me gusta que me hablen a mí sin ningún tipo de perjuicio, anque después de estas letras igual me llueven guantazos por todos los sitios, que será de suponer y de prever, pero como digo yo, “si me parto la cara por alguien por lo menos que es alguien se acuerde”, que no sea uno más que a lo largo del tiempo se sume a la moda y vuelva a las andadas de poder apedrear a cualquiera, si hiciera falta desde la Barra de un bar o desde la redes.

Mantengo la esperanza que nunca se pierda la crítica, la autocrítica ni la protesta (porque es muy licita), y que sea siempre desde la responsabilidad documentada y sobre todo desde el sentido común que es al fin y al cabo el que debería de regirnos a todas y todos.

Por ello estoy abierto a cualquier debate donde poder aclarar mucho mejor y más detalladamente cualquier cosa si alguna persona se ha sentido ofendida, pero después de ver varios comentarios por las REDES sobre el Alcalde de Ferrol por no hacer un acto de reconocimiento a Ignacio Echevarría, algo parecido a los minutos de silencio de los ayuntamientos o cualquier acto por una muerte por violencia machista, desde aquí, ni quiero ni me puedo quedar frio por lo pasado a Ignacio Echevarría, y dejando bien claro que lo Cortés no quita lo Valiente, ¿qué hubiera supuesto un acto más? ¿o es que nunca han hecho un minuto de silencio?, se hacen tantos y además evitables.

Sin olvidar el sufrimiento de los familiares por la pérdida de un ser querido, a los que aprovecho para mandarles todas mis condolencias por la pérdida de un ejemplo de persona como Ignacio Echevarría, que fue víctima de una barbarie que debería también erradicarse de este planeta como es el terrorismo Hyhadista.

Por ello y por mucho más hazte oír pero de verdad, plenamente, conscientemente y sin estar ni en una Barra de Bar ni aprovechando la comodidad de las Redes, y sobre todo créate opinión propia pero para ello se debe estar bien documentado, hablar por hablar es perder el tiempo, tal cual lo pienso.

Clar i ras, igual acabo solo, pero como dice también el refrán, “más vale solo que mal acompañado”. Para terminar (y siguiendo el refranero español) la esperanza es, que “no hay mal que cien años dure” pero de todas y todos depende ese trayecto en el tiempo hacia ese cambio real del modelo de sociedad que existe actualmente.

Desde aquí se despide un risueño soñador que nunca perderá la esperanza y siempre actuara con honor ante quien se debe que es, el Pueblo. Un Pueblo que ha de empezar a empoderarse y no depender de ningún “toca gaitas” como yo,  para recordar diversas situaciones que se dan y que no alimentan en su conjunto, que embarran más que otra cosa.

Por ello, “BARRAS DE BAR”, “REDES”, o cualquier otro lugar de exposición de opinión, pensad que ya no somos tontos y hagamos un uso constructivo en cada momento, la construcción colectiva es igual a una resolución equitativa.
SALUD Y LIBERTAD.

Deja un comentario