Últimamente parece que la fórmula de la abstención, en política, se está utilizando como norma general. Hay situaciones en las que puede ser una opción justificada, como en el caso de que no haya dado tiempo a leer la documentación o si se trata de una moción presentada a última hora. Pero, sintiéndolo mucho, en los tres casos que relacionaré a continuación, había suficiente información y suficientes motivos para “mojarse”, y si realmente se quiere un cambio, hay que ser valientes, porque los números siguen saliendo. Como dicen algunos, tendremos que avanzar poco a poco, demos un margen de confianza, aunque ya son tantos que nos quedamos sin calzada. Seguiremos siendo optimistas, no nos queda otra opción para desalojar a este partido de la Moncloa.

ABSTENCIÓN GOBIERNO RAJOY

Todos sabemos cómo se produjo esta abstención. Hubo un golpe de estado en las filas socialistas, derrocando al que hasta entonces era secretario general, Pedro Sánchez. Tampoco lo hagamos mártir, ya que venía impuesto por el dedo divino de Susana Díaz y Felipe González.

Recuerdo que en las primarias de 2014 del PSOE se presentaron Madina, Tapias y él, representando el ala derecha del partido. Pero el hombre se cansó de ser manipulado y no quería pasar a la historia como el socialista que le daba el gobierno al PP, de ahí que lanzara el órdago a última hora, comunicando que había entablado negociaciones después del 26J, con Unidos Podemos y nacionalistas, haciendo saltar todas las alarmas de Ferraz, llegando al extremo de que en la reunión del Comité Federal tuviera que presentar su dimisión.

Aunque esto ya lo había contado Tapias y después lo ratificó el propio Sánchez en el programa “Salvados en la reunión que hubo del Comité Federal el 28D, una semana después de las elecciones del 20D, donde los números eran más claros, sus compañeros decidieron que con Unidos Podemos no se pactaba de ningún modo, es decir, que a Sánchez solo le quedaba Ciudadanos, con lo que ello conlleva. En fin toda una autodestrucción solo porque Unidos Podemos no gobierne.

ABSTENCIÓN MOCIÓN DE CENSURA

Aquí tampoco se podía alegar desconocimiento del proceso o de dicha moción. Todos los españoles sabemos cómo está de podrido este gobierno, con un caso nuevo de corrupción cada día, cada vez mayor y con más gente implicada que el anterior caso.

Y llegó el caso Lezo, donde el juez tuvo que poner un micrófono para investigar el entramado. A la vista de todos los ciudadanos quedó patente cómo se reparten jueces, fiscales y lo que haga falta. Pero si con esto no era suficiente, como bien enumeró Irene Montero en el Congreso, más de 60 casos de tramas corruptas; el Tribunal Constitucional anulaba la amnistía fiscal de Montoro, dejándole en evidencia.

En fin sería interminable la cantidad de motivos que hay para esta moción.

Con la excusa de que los números no daban, el PSOE nuevamente se abstuvo; y, una vez más, quedó patente que si se quiere se puede.

A pesar de la dificultad, los números sí dan. Me explico, fueron 170 votos en contra: PP y C’s; 82 votos a favor: Unidos Podemos – EnComú Podem – En Marea, ERC y BIldu, y 97 abstenciones: el resto de fuerzas incluidas el PSOE.

¿Qué hubiera pasado si el PSOE hubiera anunciado su voto a favor de la moción? Posiblemente los demás partidos que se abstuvieron hubieran cambiado su voto, pero eso, lamentablemente, ya no lo sabremos. Una pena.

ABSTENCION TRATADO LIBRE COMERCIO CANADA, EUROPA CETA

No entraré en detalles sobre este tratado porque sería muy extenso. Me quedo con el cambio, a última hora, del PSOE, que de nuevo se pronuncia a favor de la abstención, frente a la anterior posición en contra.

Muchos de sus socios europeos han votado en contra, y a este PSOE le ha costado lo suyo este cambio, que realmente no sirve de nada, puesto que su abstención va a permitir que el CETA se ratifique en el Congreso.

Este cambio de postura ha supuesto una serie de malos momentos internos e incluso contradicciones, algo extraño en este “nuevo PSOE”.  Por la mañana, Margarita Robles anunciaba su NO a este tratado, y por la tarde el propio Sánchez anunciaba la abstención, es un cambio, pero “sin pasarse”, pensaría el propio Sánchez.

Y ya para acabar quería mandar un mensaje de ánimo y de esperanza, viendo los vientos de cambio que hay en el nuevo PSOE, pero hoy me vuelvo a llevar otra gran decepción que me hace poner los pies en el suelo. Muy tristemente, después de que jueces, abogados y profesionales del derecho; hayan dicho, por activa y por pasiva, que los concejales de Ahora Madrid Celia Mayer y Carlos Sánchez Mato, no están imputados, hoy sale pedro Sánchez y pide su dimisión.

Querido Pedro, sé que lo tuyo no es ser valiente, pero en política hay que serlo, aunque este tema daría para otro artículo. En fin nada nuevo bajo el sol.

Jose Vico

Deja un comentario