La plataforma ciudadana y municipalista Totes amb Burjassot ha registrado el pasado 30 de junio un recurso de reposición contra la oferta de empleo aprobada en la sesión ordinaria de la Junta de Gobierno Local del 26 de junio, en la cual se daba la orden a la empresa pública, CEMEF, SLU, a que hiciera un listado de perfiles de entre la gente apuntada en el paro que cumplieran cierta exigencias para ser sorteados en la Comisión Informativa de Gobernación y así contratar a cuatro oficiales y cuatro peones de albañilería para la brigada de obras municipal que realizasen obras por servicio y tiempo determinado en los colegios públicos del municipio.

El recurso de reposición, una acción administrativa por el cual el mismo órgano que emite la orden recurrida debe resolver, en este caso, el Ayuntamiento de Burjassot o CEMEF, se ha sustentado en cinco argumentos. En primer lugar, entre las exigencias que se pide a los perfiles que entrarían en el sorteo para ser contratados, se encuentra el poseer un curso básico de prevención de riesgos laborales, cuestión que, a juicio de Totes amb Burjassot, contraviene la legalidad, puesto que según la ley de prevención de riesgo laborales (art. 19), es la entidad contratante la que debe proporcionar esta formación, de forma que no genere ningún coste a la persona contratada. En segundo lugar, la plataforma hace referencia a la nula publicidad y transparencia en el proceso, tanto para las personas a contratar, como para la ciudadanía y los propios grupos políticos, ya que la oferta no se ha publicado en ningún sitio, hay falta de información con respecto a las exigencias en materia de experiencia del puesto y las tareas a desempeñar, ni se especifica tampoco, cuál es la fecha límite a partir de la cual no admitirán perfiles, lo cual impide a los grupos de la oposición fiscalizar que se escogen para el sorteo a todas las personas que cumplen con las exigencias, y a las posibles personas candidatas, conocer la oferta de empleo, lo que redunda a juicio de Totes amb Burjassot en una falta a la ley de transparencia y la ley de la función pública valenciana. En tercer lugar, señalan que la oferta de empleo no ha pasado por la Mesa General de Negociación, órgano donde los sindicatos tienen representación y en el cual, según la ley del estatuto básico del empleado público (art. 37), deben negociarse los criterios generales sobre las ofertas de empleo público. En cuarto lugar, la plataforma señala la completa arbitrariedad del procedimiento, mediante el sorteo de perfiles en la Comisión Informativa de Gobernación, un procedimiento que, según Totes amb Burjassot, no ha sido aprobado en ninguno de los órganos colegiados del Ayuntamiento de Burjassot capacitados para ello, indicando además que, según el Reglamento Orgánico de Funcionamiento, no está entre las funciones de las comisiones informativas el tutelar los procesos de contratación. En quinto y último lugar, Totes amb Burjassot sostiene que basar la justificación de este procedimiento poco usual en la urgencia de las contrataciones a realizar no tiene ningún sentido puesto que las obras a los colegios en periodo estival se repiten cada año de forma periódica y, por lo tanto, ha habido tiempo más que suficiente para realizar una convocatoria pública, además de que no existe texto legal, o eso señalan, que justifique el procedimiento de contratación recurrido según la urgencia o la temporalidad de las obras a realizar.

Por último, desde Totes amb Burjassot recuerdan que hicieron toda una batería de preguntas sobre tema de contrataciones en diversos plenos, así como un recurso de reposición a la convocatoria de la plaza de funcionariado de Coordinador deportivo, y que no se ha contestado a ninguna de ellas, por lo que no descartan estudiar acudir a la Sindicatura de Agravios de la Generalitat Valenciana o incluso interponer un contencioso-administrativo.

Deja un comentario