Beatriu Gascó Verdier: “Es esencial que la Generalitat trabaje de la mano de los ayuntamientos en la gestión forestal “

El grupo parlamentario Podem ha conseguido la unanimidad en la Comisión de Agricultura, Ganaderia y Pesca para sacar adelante un plan que afronte los graves problemas de las enfermedades del arbolado en el territorio forestal de la Comunidad Valenciana. 

Aunque este año la situación ha mejorado por las lluvias de este invierno, la presencia de estas plagas sin gestión compromete la seguridad de nuestros bosques y termina por hacer del territorio un polvorín de árboles secos y abandono.

Tras las negociaciones, los grupos parlamentarios han acordado por unanimidad las actuaciones a llevar a cabo, la derogación de la orden 25/2014 y la redacción de un plan de acción específico para este problema.

La orden 25/2014 fue redactada para poder tratar la grave situación de los bosques afectados por las plagas de insectos perforadores que afectan a los pinares de la Comunidad Valenciana.

Pero esta orden no ha sido eficaz debido a las características diversas de nuestros bosques, formados por terrenos municipales, autonómicos y multitud de parcelas forestales de propiedad privada.

Estas parcelas suelen ser de pequeñas dimensiones, baja o nula rentabilidad y difícil acceso. Muchas de ellas sin dueño reconocido o cuyos propietarios saben de su existencia, pero desconocen su ubicación exacta y/o ignoran la existencia del problema de la plaga y la normativa que la regula y los trámites administrativos que se derivan de ella. Lo que implica una falta de gestión total del territorio y una incapacidad de la administración para intervenir en él. Según la diputada Gascó, “Podem insiste mucho en la colaboración con los pequeños propietarios y con los ayuntamientos. Porque en realidad hablamos de intervenir en propiedad privada y son palabras mayores. Pero es que los terrenos están abandonados en una especie de limbo. Los herederos no saben dónde están o no saben que eran de sus abuelos, o no pueden llegar hasta ellos porque se han perdido los caminos. Ni son públicas ni privadas, en realidad, pero llega un momento en que son tantos terrenos que si no se interviene se crea un abandono total sobre el bosque. Por eso, lo de que se colaborará con ayuntamientos y habitantes es tan importante”

El plan de acción acordado por todos los grupos establecerá los protocolos de actuación para tomar medidas inmediatas sobre terrenos abandonados en cuanto aparezcan nuevos periodos de sequía.

Además, evaluará los trabajos de control de plagas que se han realizado hasta ahora y las carencias y problemas encontrados en estos procesos. La diputada Beatriu Gascó ha insistido en la necesidad de colaboración con todos los agentes implicados (habitantes, propietarios, gestores del medio rural y pequeños ayuntamientos) así como en la urgencia de previsión sobre la nueva situación de Cambio Climático a la que nos enfrentamos.

Asímismo, y a través de la modificación de Ley Forestal que se está tramitando en Les Corts a instancias del grupo parlamentario Podem CV, se establecerán las medidas, en colaboración imprescindible con las zonas rurales, para poder intervenir en el grave problema de la propiedad privada abandonada y el bloqueo de caminos y accesos sin ningún tipo de gestión forestal.

Deja un comentario