El grupo municipal popular el pasado mes de mayo llevó al Pleno una moción con el fin de que el Ayuntamiento se plantara ante los recortes de la Conselleria de Educación, que han supuesto la supresión del concierto de dos aulas de primero de bachillerato en los colegios Santo Tomás de Aquino y El Armelar; y de tres aulas de Formación Profesional y media de Educación Especial para la Integración en Secundaria de la Escuela Profesional La Salle siendo votada en contra por PSOE, Compromis, PASIP y EUPV.

En la moción presentada en el pasado mes de mayo los populares recordaban que, de cara al próximo curso escolar, que comienza la próxima semana, dichos recortes suponían que en torno a 300 alumnos iban a tener que abandonar el centro escogido para completar su formación educativa. No obstante, desde el Grupo Municipal Popular se recuerda que: “la medida afecta no sólo a estos alumnos, sino a los cientos de familias de los estudiantes que cursan niveles inferiores a la ESO, que ven como se limitan sus opciones de seguir en el centro en el futuro.” Asimismo, para los populares se trata de una medida “propia de un gobierno sectario, que no responde en ningún caso a criterios técnicos objetivos y que vulnera la libertad de los padres a elegir el colegio en el que quieren que se formen sus hijos.

                 María Villajos

La portavoz del partido popular, María Villajos, crítica que “PSOE, Compromis, PASIP y EUPV rechazaran la moción del Partido Popular por la libertad de enseñanza en la que exigíamos la devolución de los conciertos educativos suprimidos a los centros educativos Santo Tomás de Aquino, El Armelar y Escuela Profesional La Salle.” Asimismo, la portavoz señala que: “En el Partido Popular siempre hemos defendido la libertad educativa, y la libertad de las familias para poder elegir el centro educativo que más se ajuste a sus circunstancias, bien sea público, concertado o privado.”

Desde el Partido Popular reprochamos que “no les importe que cerca de 300 alumnos de bachillerato, Educación Especial y Formación Profesional se vean obligados, en este próximo curso, a cambiar de centro educativo e incluso de municipio por la eliminación de aulas concertadas.” Los populares les recordamos al Conseller Marzà y al Alcalde de Paterna que gobiernen y gestionen para toda la ciudadanía, sin imponer cualquier programa electoral y garanticen la estabilidad a las familias.

Ni que decir cabe que la eliminación de aulas concertadas de primero de bachillerato tanto en el Colegio El Armelar como Santo Tomás de Aquino ha supuesto un verdadero quebradero de cabeza para algunas familias, puesto que las alternativas planteadas a este alumnado suponen que se tengan que desplazar a otros centros educativos tanto en el mismo como en distinto municipio. Concretamente, al resultarle tan difícil a los alumnos del colegio El Armelar ir a los institutos de Paterna muchas familias han optado por estudiar en otro municipio, aunque no tengan puntos de zona. Siendo, incluso, la situación más grave para los 200 estudiantes de la Escuela Profesional La Salle, puesto que para poder cursar las especialidades que estudiaban los alumnos tendrán que cambiar de municipio.

Asimismo, conviene añadir que el recorte de estas aulas en los tres centros educativos también repercute en que los profesores verán mermadas sus horas de trabajo y, por ende, su salario, así como supondría la pérdida de su puesto de trabajo.

Finalmente, para Villajos “aunque siempre encuentran excusas para no afrontar la realidad de su pésima gestión, a este gobierno que empezó en minoría absoluta y ahora es tripartito, se le están notando sus carencias, sus limitaciones, su sectarismo, sus escasas ganas de trabajar y su falta de respeto por la libertad de elección de la ciudadanía.” Por ende, el grupo popular recrimina al equipo de Gobierno que haya abandonado los casi 300 alumnos de los distintos centros educativos y su nefasta gestión.

Deja un comentario