La  organización  política  pide  que  se  retiren  y  convoquen elecciones tras demostrar su incapacidad como interlocutores válidos para pactar un referéndum acordado y con garantías

Actúa exige responsabilidades a los gobiernos de España y Cataluña por haber provocado el choque absurdo entre dos nacionalismos cuando su papel al frente de las instituciones habría de haber sido justo el contrario: evitar llegar a esta situación con negociación y diálogo, o lo que es lo mismo, con política. Sin embargo, nos encontramos ante una posible declaración unilateral de independencia a través de un referéndum ilegal y una respuesta desproporcionada y represiva, cuando bastaba con constatar el carácter nulo de dicho referéndum. Era innecesario el forcejeo penal del Partido Popular que lo único que ha logrado es reforzar el nacionalismo y el independentismo.

Es por ello que Actúa considera que los interlocutores han constatado su invalidez como tales, no son quienes pueden liderar una salida al  conflicto a partir de mañana. Requieren un relevo urgente. Ni Rajoy es el presidente de Gobierno que España necesita, ni Puigdemont es la persona capaz de representar el sentir de toda la ciudadanía catalana, poniéndose unilateralmente al frente del independentismo y dejando de lado a otra parte importante de la población que no quiere desvincularse de España. Gobierno  y Govern, ambos instalados en sus nacionalismos, no han encontrado (y nos tememos que ni siquiera han buscado) un nuevo acomodo para la convivencia.

Actúa considera que la única solución a partir de mañana es la convocatoria de elecciones, tanto en Cataluña como en España, para que sean otros los actores que retomen el único camino válido: el diálogo para la negociación de un referéndum pactado entre el gobierno central y el autonómico que tenga garantías (censos reales, campañas por el sí, por el no y por una tercera opción…).

Actúa nació con el primer propósito de unir a la izquierda para lograr que el Partido Popular desaloje la Moncloa, mejor cuanto antes. Lo pedimos siendo los primeros en proponer una moción de censura trabajada, pusimos a disposición de los partidos nuestra Propuesta de Mínimos, incluso aludimos al ejemplo portugués. Por eso hoy nos entristece afirmar que en el fracaso político de este 1 de Octubre también tienen responsabilidad los partidos de izquierdas y progresistas. Estamos convencidos de que su acuerdo para un gobierno alternativo habría evitado llegar a donde hoy estamos. Un gobierno de regeneración democrática que contemplase entre sus prioridades la negociación política de un referéndum con todas las garantías, desjudicializando el conflicto y logrando encontrar un nuevo encaje territorial.

1 COMENTARIO

  1. 1. El referéndum del 1-O no era “ilegal”, por mucho que nos hayan machacado con ello. Ver http://www.uv.es/pla/legalref.htm
    2. La solución no es la que propone “Actúa” desde la equidistancia entre la dictadura y la democracia. Es que todas las fuerzas democráticas (incluyendo UP, PSOE, ERC, PdCat y PNV) se unan para presentar una moción de censura contra el gobierno dictatorial del PP apoyado por C’s, a fin de restaurar la democracia y sustituir la represión por un diálogo que es inviable con el PP en el gobierno.

Deja un comentario