Los valencianos y las valencianas sufrimos desde siempre una financiación injusta, no importa quién gobernara aquí y en el Estado, si PP o PSOE. Una situación que, además, no tiene comparación: estamos por bajo de la media estatal de renta per cápita pero aportamos como si estuvimos por encima. Es decir, con nuestros impuestos financiamos territorios más ricos que nosotros.

Los valencianos somos un 12% más pobres que la media española, pero pagamos como si fuimos un 12% más ricos, además somos los únicos que pagamos en el estado central más de lo que recibimos estando por bajo de la media de renta.

Por otro lado, somos el 10,7% de la población del Estado y recibimos el 5,17% de las inversiones, es decir, la mitad de lo que nos correspondería por justicia. Este déficit de inversiones ha generado lo que los expertos consideran una deuda histórica (diferencia entre el que tendríamos que haber recibido y el que efectivamente recibimos) de 13.500 millones de euros desde 2002.

Por esta injusticia, el próximo sábado 18 de noviembre habrá una manifestación en Valencia para reclamar una financiación justa para los valencianos.

La cuestión de la financiación nos afecta a todos. Por eso, la manifestación será mayoritaria de las fuerzas sociales y políticas del País Valenciano, pero sobre todo transversal porque la convocatoria no va contra nadie, sino por un mejor sistema de financiación más justa para los valencianos.

A la convocatoria se han adherido además de sindicatos, la patronal empresarial CEV y más de un centenar de entidades, asociaciones y organizaciones de la sociedad civil y del mundo económico, los partidos con representación parlamentaria PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos, todos a excepción del PP.

Para facilitar a los vecinos de nuestra comarca el desplazamiento, Compromís hemos organizado el viaje con autobús a Valencia el próximo sábado 17 con un precio mínimo. Está abierto a cualquier persona que quiera ir a reivindicar la financiación justa.

Los valencianos tenemos que tener la capacidad de visualizarnos, hacer que nuestra voz se escuche en el resto del Estado, cosa que hasta ahora, con los grandes partidos sólo nos hemos visto perjudicados y arrinconados. Yo lo tengo claro, la cuestión de la financiación nos afecta a todos porque cada minuto que pasa los valencianos perdemos 3.000 euros.

Màrius Ivorra
Regidor y Portavoz de Compromís Alcoi

Deja un comentario