En el último Pleno municipal Podemos Riba-roja presentó una moción para la creación en la localidad de una oficina de normalización lingüística que fue rechazada por el resto de los grupos políticos municipales, tanto los del equipo de gobierno, como los de la oposición.

La moción presentada por los concejales del grupo morado pretendía que se cumpliera el punto 1.5.1 del Pacte de l’Ateneu, suscrito por los partidos de PSOE, Compromís, EU y Podemos, por el que se comprometían a la “Obertura de l’oficina de normalització lingüística”. Pero incomprensiblemente, el resto de los partidos firmantes del pacto, Compromís, PSOE y EU, que forman el equipo de gobierno, también votaron en contra de la moción de la creación de la oficina. “Esta negativa a crear la oficina de normalització es debida, sin duda, para no enfadar a sus socios ‘de facto’ con los que gobiernan el consistorio, los concejales de Ciudadanos”, manifestaron los de Podemos.

La moción presentada y rechazada por el resto de grupos, además contenía una propuesta de premiar a los funcionarios que mejorasen de forma objetiva su nivel de conocimiento del valenciano, otorgándoles una asignación extra en los incentivos a la productividad y formación durante unos meses.

Esta moción, además de tener el objetivo de dar cumplimiento al Pacte de l’Ateneu, surgió por la falta total de implicación del equipo de gobierno con la defensa de la llengua, donde no se ha avanzado nada y todo permanece tal como lo que dejó el PP hace más de dos años. La razón de ello es que en esta materia están maniatados por Ciudadanos, que no les permiten realizar ninguna política sobre normalización lingüística bajo la amenaza de que no les aprueban los presupuestos si lo hacen. Si no, no se entendería que estén gastando más en fiestas y tracas que el anterior alcalde, pero no tengan presupuesto para rotular correctamente las calles según la normativa oficial de nuestra lengua. “Hasta el nombre del pueblo está mal escrito en multitud de lugares y documentos, contraviniendo la legalidad, y no se ha hecho nada al respecto en estos dos años y medio que llevan gobernando”.

Desde nuestro grupo político solicitamos al equipo de gobierno que rompan las cadenas que tienen al pactar con Ciudadanos y hagan la política lingüística que esperan los vecinos que hagan según el programa con el que se presentaron y según el Pacto que firmaron con nosotros. Desde aquí les reiteramos que pueden contar con nuestro voto para cumplir los compromisos a los que llegamos en el Pacte de l’Ateneu, pero son ellos los que deben querer cumplirlos”, manifestaron los concejales de Riba-roja Puede.

Deja un comentario