Al mismo tiempo rechazan la intervención de Madrid por ser claramente discriminatoria y encuadrada dentro de la política obstaculización e invisibilización de los avances sociales de la gestión de los gobiernos del cambio.

Desde Sí-Podem Petrer, apoyamos la propuesta de “Unidos Podemos” que ha presentado una Proposición de Ley (PL) relativa a la modificación de los criterios de aplicación de la regla de gasto.

La Ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera ha restringido sobremanera la capacidad de gasto de las administraciones locales. Uno de estos importantes obstáculos es la regla de gasto que obliga a destinar el remanente de tesorería a adelantar pago de deuda y, desde hace dos años, a inversiones financieramente sostenibles.

La propuesta pasa por levantar completamente la restricción y poder destinar el superávit a políticas activas de empleo, políticas sociales, políticas de vivienda, programas de igualdad, de juventud, etc. Por ejemplo, aquí en Petrer, si la limitación de la regla no existiera, se podría acometer la reforma del Barxel, el inicio del parque público de vivienda social, o planes activos de empleo más efectivos.

Dado que la deuda acumulada por las entidades locales apenas supone un 3% del PIB, es posible afirmar que la regla de gasto carece de fundamentos. El propio Ministerio de hacienda se comprometió con la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) a revisar la regla de gasto y evitar la presión a las administraciones locales con superávit como nuestro Ayuntamiento.

En este sentido sorprende el anuncio de Montoro de intervenir Madrid con la falsa excusa de haber aplicado mal la regla de gasto, cuando el Ayuntamiento de Madrid ha registrado, desde que gobierna Manuela Carmena, dos años consecutivos de superávit. Creemos que es una medida claramente discriminatoria, ya existen ayuntamientos gobernados por el PP que reúnen las mismas circunstancias, o peores que Madrid, como el de Marbella o Jaén y no se han intervenido. Es una intervención de dudosa base jurídica que se enmarca en una estrategia de obstaculización, invisibilización y minusvaloración de los avances y los beneficios que repercuten en la ciudadanía gracias a la buena gestión de los gobiernos del cambio.

En la misma moción incluimos un acuerdo para modificar la “tasa de reposición” de las entidades locales. La tasa de reposición es el porcentaje máximo fijado para reponer empleos públicos, en la actualidad está al 50%. Cada dos plazas que se suprimen, sólo se puede reponer una. Ésta es una restricción que reduce y obliga a externalizar servicios. Nuestra propuesta es que se pueda reponer el 100%, o sea, que cada plaza eliminada se reponga con otra y que en los servicios exenciales, como los servicios sociales, sea del 150%.

Por tanto una moción de apoyo a una PL que pretende romper con las restricciones que se imponen a Ayuntamientos como el nuestro, que hacen bien los deberes, y poder aplicar medidas políticas de rescate ciudadano.

Deja un comentario