En primer lugar me gustaría hacer un reconocimiento a la Plataforma contra el ADN, a las personas que la impulsaron y a las nuevas que se han sumado para trabajar en esta nueva etapa. Alrededor de la Plataforma se han levantado sospechas cómo “…es imposible que la ciudadanía se movilice de esta forma si no hay alguien detrás…” ahora en esta nueva etapa “si está la mujer de …” cómo si “la mujer de …” no tuviera capacidad o méritos suficientes para defender lo que ella cre. Les puedo asegurar que es falso. Hasta ahora todas las acciones se han realizado con total claridad y voluntad de transparencia. Vaya por ante mi apoyo a la Plataforma, a los promotores y a los actuales miembros y les deseo unos resultados iguales o mejores que los anteriores.

La sociedad se hace madura y desde Compromís deseamos muchas plataformas como esta, con su talante, transparencia y transversalidad, para defender sus opiniones y derechos de los alcoyanos.

Los políticos no tenemos la verdad absoluta y tenemos que escuchar; alguno, algunos deberían de acostumbrarse a bajar de su torre de marfil, de su verdad absoluta, porque rectificar es sano. En Compromís nos equivocamos, y lo digo así, nos equivocamos el año pasado. La información que teníamos hace un año no es la de ahora; la experiencia de otras ciudades nos ha hecho ver que las pruebas de ADN no son la solución para actualizar el Censo municipal ni para mejorar la limpieza de la ciudad.

Es una propuesta con un coste elevado que graba económicamente indistintamente a las personas que son cívicas y recogen los excrementos del perro, de aquellas incívicas que se dejan “la mona” en medio de la acera. En otras ciudades, como Valencia, se ha retirado por que se ha optado para incrementar el control policial con campañas para multar a los infractores, evitando de esta forma que el propietario no tenga que gastarse dinero con un análisis tan absurdo como innecesario.

En Compromís hemos tomado como nuestra, la lucha para mejorar la limpieza de la ciudad y a lo largo de los últimos años lo hemos demostrado con mociones, ruegos, incluso denuncias.

Como portavoz de Compromís he sido invitado a las dos Asambleas, como el resto de partidos, que se han realizado por parte de la Plataforma y he podido ver como la situación ha evolucionado del desconocimiento inicial de las medidas y las consecuencias de la norma, a la movilización y propuestas serias con la intención de eliminar el análisis de ADN y la voluntad de aportar y mejorar la relación de la ciudad con sus animales de compañía “los peludos”. Este crecimiento/maduración de la Plataforma me da esperanza de que la sociedad no está tan dormida y la resiliencia alcoyana está presente y podemos ponerla en marcha.

Hemos visto como veterinarios se movilizaban junto con los afectados, a pesar de la posibilidad de “dejar de ganar dinero” simplemente por el convencimiento que la medida no es la más adecuada.

Hemos visto como personas mayores han dejado de pasear su perro por miedo no los sancionen, sin saber exactamente el motivo.

Hemos visto incongruencias como no permitir la libre circulación de personas forasteras de Alcoi si traen su perro por la ciudad al no estar censado en el registro municipal, a pesar de tener la documentación en regla.

Hemos visto los cambios de criterio respecto quién recogerá y como los excrementos de la vía pública; primero lo haría la policía municipal, después se nos informó que lo harían miembros del servicio de limpieza viaria que avisarían a un funcionario encargado de levantar acta, ahora que se limpiará a conciencia una zona a primera hora y se pasará después a recoger los posibles excrementos que aparezcan, mañana no sé la nueva fórmula. Bien es verdad que en el nuevo contrato de limpieza que está en fase de resolución todo esto no aparece, veremos como queda esto.

Señoras y señores:

Si verdaderamente queremos limpiar las calles, sancionemos a la gente incívica que dejan los excrementos a la vía pública.

Si verdaderamente queremos actualizar el censo municipal, realicemos las campañas informativas correspondientes destinando el dinero y medios necesarios.

Si verdaderamente queremos cuadrar el RIVIA con el censo local, pedimos la información a la Generalitat, que nos la darán sin ningún problema, y actualice los datos.

Si verdaderamente queremos evitar abandonos, realicemos campañas de concienciación, esterilización y controles de chips en la calle.

y no se excusen con El ADN.

Màrius Ivorra
Portavoz Compromís Alcoi

Deja un comentario