El pasado jueves conocimos la investigación abierta por el juzgado de lo contencioso administrativo número 1 de Elche sobre los posibles sobresueldos que estaría cobrando un 90% de la plantilla de trabajadores del ayuntamiento de San Fulgencio, gobernado por Carlos Ramírez. Según las informaciones, en cantidades mensuales fijas, y bajo la fórmula de la <<productividad>>, la administración local estaría abonando en este concepto una suma de 240.000 euros.

Hay que recordar que Ramírez fue condenado recientemente a ocho años y medio de inhabilitación por prevaricación administrativa por fraude en la concesión de subvenciones al club deportivo del municipio vegabajense. En este caso el juez consideró como “grosera y aberrante” esa actuación administrativa “al quedar probado de modo palmario que el funcionamiento de la entidad fomentada estaba bajo control directo de los responsables políticos que concedían la subvención”.

Desde la Coordinadora comarcal de Podemos en la Vega Baja consideramos intolerables este tipo de actuaciones por parte de un responsable político. Exigimos responsabilidades políticas a todas las personas implicadas en estos casos, en especial al actual alcalde del municipio, y exigimos que deje su cargo.

Actuaciones como impedir el acceso a la información por parte del juzgado que instruye la causa nos hace pensar que se quiere ocultar algo. En nuestra comarca necesitamos políticos responsables que cumplan con sus obligaciones y con las leyes, no personas que utilicen las instituciones de manera interesada e ilícita.

Desde Podemos Vega Baja denunciamos y denunciaremos todas aquellas prácticas irregulares que ponen en riesgo el buen funcionamiento de las instituciones públicas. Durante mucho tiempo, nuestra comarca se ha visto afectada por distintos casos de corrupción, cosa inadmisible en un Estado de Derecho. Los vecinos y vecinas de San Fulgencio merecen un alcalde que esté libre de cualquier sospecha de corrupción.

Deja un comentario