Por medio de una resolución de alcaldía, del pasado 19 de febrero, el Alcalde socialista de Riba-roja da entrada en la Junta de Gobierno local al grupo político de Ciudadanos.

Desconocemos si esa entrada en la Junta de Gobierno local ha sido pactada con los concejales de Compromís y EU, pero lo que sí que sabemos es que públicamente no se han manifestado en contra, con lo que se puede aplicar la máxima de: quien calla, otorga, y que si han participado en ese acuerdo ha sido de espaldas a sus votantes y militantes.

Ya se había dado la circunstancia que el concejal de Ciudadanos, Paco Caparrós, gestionaba directamente las instalaciones del Castillo de Riba-roja, quitándole competencias al concejal de Cultura de Compromís, Miquel Castillo, al dirigir personalmente el Museo E CA. Pero el nuevo nombramiento es un paso más al gobierno conjunto entre el PSOE, Ciudadanos, Compromís y EU, en busca de la mayoría absoluta que concede el undécimo concejal.

Nos sorprende la coincidencia ideológica de estos partidos autollamados de izquierdas con la nueva marca de la derecha de toda la vida: Ciudadanos. Y eso nos da la explicación del porqué año a año han venido aprobando unos presupuestos tan retrógrados socialmente como los de toda esta legislatura.

Desde Podemos les pedimos a los partidos con los que firmamos el pacto que vuelvan al espíritu inicial del Ateneu y se quiten el yugo de gobernar con la derecha, puesto que nosotros estamos dispuestos a llegar a acuerdos para el beneficio del pueblo, y la única condición que hemos puesto para negociar los presupuestos es que se realice la negociación de forma pública. Ya que queremos que se conozcan nuestras propuestas y no se tergiversen a posteriori como ha sucedido en otras ocasiones, responsabilizándonos a nosotros de la falta de acuerdo, cuando era el PSOE el que no respetaba lo pactado.

Deja un comentario