El pasado jueves, día 1 de marzo, a petición del Grupo Municipal Sí-Podem, se llevó a cabo una reunión con todos los grupos políticos municipales y técnicos responsables para tratar el mantenimiento y limpieza de la rambla de Puça a su paso por el núcleo urbano de la población.

De esta reunión se extrajo un compromiso por parte del ayuntamiento para realizar limpiezas periódicas y de choque de la rambla y alrededores. Por primera vez se asume que las competencias del ayuntamiento sobre la rambla no se limitan únicamente desde el puente de San Rafael hasta el puente del Guirney, si no que se amplía hasta el viaducto de la autovía, tal y como se recoge el acta de cesión que se firmó con la Confederación Hidrográfica del Júcar en el año 2007.

Sí-Podem valora positivamente este cambio de actitud por parte del ayuntamiento e insta a que se consignen en los presupuestos municipales las cantidades necesarias para su conservación, explotación y mantenimiento.

Deja un comentario