Presentan una moción para recuperar los servicios privatizados y aumentar los programas sociales.

La plataforma municipalista y ciudadana Totes amb Burjassot, coincidiendo con que el 20 de febrero fue el Día Mundial de la Justicia Social, realizaron una propuesta al Ayuntamiento para garantizar que Burjassot sea un municipio comprometido con este tema. En dicha propuesta, piden, por un lado, que se pongan los medios necesarios para recuperar los servicios públicos privatizados en las pasadas legislaturas; y, por otro lado, que el Ayuntamiento realice un debate abierto y un proceso de participación ciudadana en el cual se estudie la ampliación y mejora de los programas sociales ya existentes y, de ser necesario, que se adopten nuevos.

Además, también han pedido que se inste a los gobiernos central y autonómico a adoptar un cambio de modelo económico basado en la justicia social, la igualdad y el respeto al medio ambiente, en el que se prioricen las necesidades de las personas, se reviertan los recortes públicos y se deje de priorizar el pago de la deuda. En la propuesta, se hace una crítica firme a las políticas adoptadas realizada durante las décadas de la democracia y señalando que las instituciones públicas han sufrido un deterioro considerable, así como la necesidad de realizar reformas en la Constitución que blinden los servicios públicos y los derechos fundamentales.

Desde Totes amb Burjassot aseguran, además, que el equipo de gobierno del Ayuntamiento, formado por PSOE y Compromís, ha descuidado aspectos críticos en esta materia, por ejemplo, contratando empresas para realizar servicios como la recogida de muebles, la apertura de parques y jardines o el servicio de correos; manteniendo externalizados servicios como la gestión y recaptación de impuestos o el servicio de limpieza viaria; o bien, recortando en empleo público, como la amortización de puestos de la Brigada de Obras. También critican que los intentos por parte de Totes o de otros grupos políticos de mejorar cualquier programa social, como por ejemplo el aumento de ayudas a pobreza energética, han sido rechazados o bien no se han ejecutado.

Aun así, esperan que con la aceptación de las subvenciones en materia de inclusión social y la aprobación de constituir un Consejo Municipal de Cohesión Social en el pleno del 21 de febrero, el equipo de gobierno recapacite sobre el tema y ofrezca su apoyo a esta propuesta, que finalmente se debatirá en sesión plenaria el 27 de marzo.

Deja un comentario