El objetivo planteado por Podemos Paterna es poner al Consistorio paternero del lado de vecinos y vecinas usuarios para que toda persona y familia tenga garantizada el agua, sin podérsela cortar por no poder pagar el recibo por dificultades económicas.

Nuevo éxito de consenso al Ayuntamiento de Paterna que reconoce el acceso al agua potable y al saneamiento como Derecho humano Fundamental. La ONU de hecho lo tiene publicado así desde 2010, y es evidente, que hay demasiados lugares todavía en el mundo donde este Derecho no se cumple. El Grupo Municipal Paterna Sí Puede y Podemos Paterna ha promovido así el acuerdo de todas y todos los regidores y regidoras para que no se le pueda cortar el agua a ninguna persona ni familia si tiene dificultades económicas y no puede pagar el recibo.

Para todo esto es primordial promover la remunicipalización de todos los contratos de servicios de agua potable de la población y evitar que pueda ser un negocio lucrativo o especulativo de terceros.

Clave es también para Podemos Paterna la transparencia en el tema del agua. Tenemos que acabar con el galimatías de impuestos, tasas y consumos de facturas ininteligibles, donde los precios de los metros cúbicos de agua se establezcan claramente por tramos de consumo y donde sea sumamente claro y sencillo entender cada concepto facturado.

Por otro lado en el último Plenario en el Ayuntamiento hemos sacado adelante también declarar Paterna “municipio comprometido con la justicia social”. Tenemos claro el camino: presionar al gobierno de Mariano Rajoy para revertir los recortes en Educación, Sanidad y Protección Social que ha sufrido sobre todo la ciudadanía de clase mediana y trabajadora, no las clases altas que han sido las grandes beneficiadas de la Crisis-Estafa de la última década. Ahora se tiene que recuperar, fortalecer y blindar el modelo público que asegure para todas y todos una vida digna. Dadas todas las circunstancias expuestas la Generalitat Valenciana y su gobierno del Botànic tiene hoy por hoy la confianza de las valencianas y valencianos para revertir los recortes y privatizaciones impuestas por los gobiernos del PP. Estamos obligados a negarnos ahora mismo a pagar la deuda ilegítima, más todavía cuando la financiación autonómica actual dificulta priorizar los gastos sociales.

Es hora ya, sin más dilación de abrir un nuevo proceso constituyente que blinde el estado social y de derecho.

Deja un comentario