El regidor Màrius Ivorra ha declarado “hemos comprobado que en la base de la torre del castillo de Barxell hay una grieta de grandes dimensiones que podría afectar a la estabilidad del monumento”.

En los últimos días hicimos una visita por el exterior del castillo y pudimos comprobar que en una de las rocas que hay bajo la torre, que forman parte de las bases principales del edificio del siglo XIII ha sufrido un desprendimiento de una roca de grandes dimensiones que pueden poner en peligro la integridad estructural del conjunto” comenta el regidor.

Hemos puesto en conocimiento del gobierno municipal esta información, para que evalúen la afección sobre el edificio de este hecho, hacer una investigación de las causas del desprendimiento y si hay necesidad de reforzar algunas partes de las rocas donde está situada la torre si se cree conveniente”.

Hay que recordar que el castillo ha estado en proceso de restauración en los últimos tiempos con obras de consolidación y mantenimiento, a cargo del propietario actual.

Deja un comentario