El barrio únicamente percibe 5000€ de un presupuesto de 60 millones

Este núcleo, próximo a Lloma Llarga y a los terrenos del antiguo campo de Tiro de La Muela, cuenta con un total de 92 viviendas dentro del camping La Pinaeta y otros 25 chalets en el entorno que “llevaba décadas sin conexión a la red de suministro de agua potable“.

En 2012 el Ayuntamiento de Paterna con el Partido Popular en el gobierno dio un paso adelante para regularizar la situación de este núcleo residencial al aprobar el Plan de Reforma Interior Cova de La Mel, que contemplaba el desarrollo de las infraestructuras necesarias para el abastecimiento de agua potable, así como la red de saneamiento de aguas residenciales.

Y fue también el Partido Popular en octubre de 2014 el que llevó al pleno la ejecución de la red de agua potable en el barrio de la Cova de la Mel a través de la empresa mixta Aguas de Paterna, dando respuesta así a una reclamación formulada durante décadas (desde 1.991) por los vecinos de la zona.

Tres años después el gobierno de Sagredo ha convertido este barrio en un verdadero estercolero, ese es su verdadero ¨Plan Transforma¨. Las más de 100 familias de la Pinaeta han tenido que esperar al 2018 para reivindicar en los presupuestos la falta de inversión en el acondicionamiento del barrio, consiguiendo tan solo del gobierno socialista 5000 euros de 1 millón del total para solucionar las carencias endémicas del barrio.

Los vecinos llevan solicitando desde hace años servicios de los que ya dispone el resto de Paterna, tales como el disponer de una parada de autobús próxima a la urbanización, la sustitución de las farolas de la calle principal (calle La Pinaeta) por unas nuevas con tecnología LED  (cinco farolas),  la instalación de carteles informativos donde se indique la prohibición de arrojar escombros y residuos en solar al final de la urbanización (zona de contenedores), o sencillamente disponer de algo de información sobre dónde y cuándo sacar los restos de poda y los enseres.

Y a pesar de las promesas del gobierno del PSOE y de Compromís, la situación tanto del asfaltado de la calle principal como de la acumulación de escombros, es propia de un barrio completamente abandonado, quedando patente la dejadez y la desidia del alcalde con sus vecinos.

Para la portavoz del Partido Popular, María Villajos, “los vecinos de la Pinaeta no merecen tener un alcalde que solo pisa el barrio cada cuatro años en campaña electoral y que solo destine al barrio 5000 euros de un presupuesto municipal de 60 Millones. Estos vecinos pagan impuestos como en el resto de Paterna, cuando los servicios de que disponen son muy inferiores”.

Deja un comentario