El Ayuntamiento de Paterna, que contaba en 2017 con un presupuesto de 60 millones de euros, habiéndose aprobado con los votos a favor de PSOE, Compromís y Podemos, fue modificado ese mismo ejercicio por valor de casi 34 millones (más del 50%). Es decir, el tripartito aprobó un presupuesto, omitiendo todas las enmiendas presentadas, que él mismo se modificó hasta desvirtuarlo completamente del aprobado.

Además, según anunciaba en Alcalde recientemente, el ejercicio se cerró con superávit, sin embargo, el Partido Popular ha localizado muchos programas del área de inclusión social con partidas que distan mucho de estar ejecutadas en su totalidad.

Ejemplo de estas partidas es la del programa de ayudas alimentarias, que contaba con un presupuesto inicial de 270.000€ y que tras modificarse hasta los 480.000€, ha dejado casi 50.000€ en un cajón (sin gastar), dejando a 153 familias sin ningún tipo de recursos.

Más ejemplos son las partidas de renta garantizada donde han dejado un 25% sin ejecutar; el plan de inclusión social un 18%; y causa estupor el plan de pobreza de la Coma, barrio de acción preferente con un 25% lo no ejecutado.

Además de todo el dinero de acción social no ejecutado, la portavoz del PP, María Villajos, pone el foco de atención en las subvenciones concedidas por las Consellerías y a las que el Ayuntamiento tuvo que renunciar por no llegar a tiempo a los plazos establecidos. Estas subvenciones son las del Centro de Día de Discapacitados, su equipamiento, y el 54% que se tuvo que devolver en otra subvención en materia de empleo. 

Para Villajos, “parece incomprensible que un Alcalde se auto modifique su presupuesto en más del 50%, pero lo que llama todavía más la atención es que después de tener ayudas concedidas, haya que devolverlas por la falta manifiesta de gestión que está mostrando el Ejecutivo paternero”. Finaliza remarcando que “Paterna merece un Alcalde que dedique el 100% de su tiempo a la Villa y su gestión. Un Alcalde con dedicación exclusiva”.

Deja un comentario