Mar Blanch, líder del grupo municipal de Podem, consultó al gobierno acerca de la elección del personal de confianza en la Comisión de Control y Seguimiento celebrada el pasado jueves. Recientemente, la responsable del departamento de comunicación del Ayuntamiento, un puesto de funcionaria pública, solicitó una excedencia para continuar su carrera profesional en otros espacios. Aprovechando el puesto que dejaba libre temporalmente dicha funcionaria, la Sra. Alcaldesa, mediante Decreto, designó a una persona de confianza para desarrollar las funciones de aquella.

Es en este punto donde el grupo municipal Canviem Alaquàs cuestiona la legitimidad de la elección del equipo de la Alcaldesa. Según afirman, “una trabajadora adscrita a un grupo político no puede hacer las mismas labores que alguien que trabajaba para toda la corporación. Además, dado que la persona que se ha marchado era funcionaria pública, deberíamos abrir una bolsa de trabajo que garantice los principios de igualdad, mérito, y publicidad. No podemos cubrir un puesto de trabajo público con personal de confianza cercano a los cargos del equipo de gobierno.

El grupo socialista respondió acogiéndose al Decreto que ampara legalmente su elección y asegurando que este es el procedimiento más común en todas las Consejerías. Pese a que, efectivamente, el procedimiento no es ilegal, desde la formación morada denuncian la posible falta de ética o legitimidad en este tipo de procesos a la vez que afirman que “no se sienten identificadas con esta forma de hacer política”.

Deja un comentario