• Estas donaciones se enmarcan en la situación económica existente y el deseo de colaboración entre Cáritas y el Ayuntamiento, de apoyar en todo lo posible, a las personas más vulnerables.

En el marco de la campaña de donaciones organizada por Cáritas Parroquial Massamagrell, iniciada hace unas semanas, el Ayuntamiento de Massamagrell ha querido complementar el elevado volumen de donaciones ciudadanas de alimentos no perecedores con la compra de este tipo de alimentos por valor de 1.200 euros y su donación a Cáritas para su posterior distribución entre las personas más vulnerables.

Entre los productos donados por la adquisición del ayuntamiento destacan alimentos como el aceite, pasta, atún, lentejas, garbanzos, cacao, azúcar y productos de primera necesidad como gel y papel higiénico.

Desde Caritas Parroquial, el párroco local D. Blas Sales, se ha mostrado agradecido con las numerosas muestras de generosidad por parte de la ciudadanía de Massamagrell.

En palabras del alcalde de la localidad, Paco Gómez: “Desde el principio defendimos la idea de que, en la medida de lo posible, no íbamos a dejar a nadie atrás. Me gustaría agradecer la solidaridad demostrada por el pueblo de Massamagrell con sus donaciones y destacar que esta donación complementaria de 1.200 euros por parte del ayuntamiento se apoya en el bloque de ayudas de emergencia social dinamizadas desde el consistorio, que han supuesto más de 70.000 euros desde el inicio del Estado de Alarma. También agradecer la labor de Protección Civil que han ido casa por casa estos días, a la gente que nos lo requería, para recoger esas aportaciones para los más necesitados”.

Deja un comentario