Hace unos años y como Concejala de Memoria Histórica tuve el placer de presentar una moción para que declarásemos este día, oficialmente de recuerdo y homenaje a nuestros vecinos y vecinas fusilados y represaliados por el franquismo.

La identidad de una comunidad se forja, al mismo tiempo, en su solidaridad con los más desfavorecidos y con las víctimas y en la capacidad de reflexionar sobre la memoria colectiva y la histórica como pueblo. La tragedia de la guerra civil española y la posterior dictadura son hechos de nuestra historia y memoria que nos interpelan sobre lo que somos, quiénes somos y quiénes queremos ser como comunidad social y política.

Es preciso mirar hacia delante, pero sabiendo de dónde procedemos, conocer bien nuestro pasado y tener esa lectura colectiva de nuestra historia que permita afrontar los retos del presente. Mantener en la memoria a las víctimas, reconocer su dignidad, es el mejor freno para detener el temor y el miedo a que los hechos que convulsionaron nuestra historia vuelvan a suceder en el futuro.

Podríamos haber propuesto otras fechas, como el 8 o el 17 de noviembre, el 13 julio, el 12 de setiembre, el 3 de octubre o el 23 de octubre. Todas ellas fechas de ejecución de nuestros convecinos durante los años 1939 y 1940. Pero el 14 de setiembre de 1940 tiene un significado especial para nuestro pueblo, dado que fue el día que más vecinos de nuestro pueblo fueron asesinados por el Régimen Franquista.

Hasta 39 de nuestros vecinos fueron privados de su libertad y asesinados por creer en la democracia. Vecinos que agonizaron en presidio mientras sus familias sufrían la represión y el miedo en sus propias casas, temerosas de que cualquiera de ellas corriese la misma suerte que los represaliados. Nuestros vecinos lucharon hasta el último suspiro por demostrar su inocencia y por recuperar su libertad.

En Massamagrell se declaró el día 14 de setiembre como día de recuerdo y homenaje a las 45 víctimas de la Guerra Civil fusiladas y represaliadas durante la dictadura, con el objetivo de mantener viva su memoria y reivindicar los valores democráticos y la lucha del pueblo valenciano por sus libertades.

Tal día como hoy, 80 años después de sus asesinatos, queremos rendir homenaje a ellos y al resto de vecinos fusilados durante la dictadura, a los caídos en el frente y a todas las personas condenadas a largos periodos de cautividad amontonados en patíbulos, lo cual, en algunos casos, les causó la muerte.

Por todas ellas y ellos, y por sus familias que sufrieron más de 40 años de represión y miedo robándoles la dignidad y la libertad.

CARMEN GURILLO RIPOLL

Concejala de UNIDES PODEM-EUPV MASSAMAGRELL

 

Deja un comentario