PIDEN AL GOBIERNO DEL BOTÀNIC QUE INICIE EL PROCESO DE REVERSIÓN EN
PLAZO EN CUMPLIMIENTO DEL ACUERDO DE LAS CORTES VALENCIANAS DEL 1
DE OCTUBRE
Hoy, a pocos días de que se cumpla el plazo de que dispone el gobierno valenciano para
comunicar a la empresa concesionaria la finalización del contrato de gestión y en este
lugar emblemático del Departamento de salud 22, el hospital de Torrevieja, la plataforma
por la sanidad pública de Torrevieja ha convocado este acto simbólico.
Nos hemos congregado, aquí, una muestra representativa de la ciudadanía del
departamento para realizar una performance, una representación, que denominamos
“Tuneando el hospital de Torrevieja”. Tunear, según la RAE, significa “adaptar algo, a los
gustos o intereses personales” porque resulta que los aquí convocados entendemos que
la mejora de nuestra atención sanitaria pasa por la gestión pública directa y que se
prescinda de otras mediaciones circunstanciales, como son las empresas privadas, que
tienen como objetivo determinante la defensa de sus intereses crematísticos y
pecuniarios.
Entre otras, destacamos algunas de las razones, por las cuales abogamos por una
sanidad 100 x 100 pública y de calidad en el departamento de Torrevieja:
1) Reivindicamos una dotación de personal de atención primaria equiparable al
resto de los departamentos sanitarios de la Comunidad Valenciana.
Según datos de la Memoria de Gestión de la Consellería de Sanidad de 2018, publicados
en 2019 y de la auditoría de la Sindicatura de Cuentas de 2016, coincidentes en líneas
generales, nuestro departamento cuenta con una atención primaria infradotada e
infravalorada. Entresacamos algunos datos comparativos entre el departamento de
Torrevieja y el resto de los departamentos sanitarios valencianos.
La ratio de tarjetas sanitarias por médicos de atención primaria, al igual que el de
matronas, se sitúa en el segundo puesto por la cola de los 24 departamentos, sólo por
delante del departamento de Elche-Crevillente, gestionado por la misma empresa; la ratio
de pediatras de primaria, el tercero por el final; en unidades de salud mental el cuarto por
la cola; pero con menor número de psiquiatras y de consultas de salud mental (en estos
conceptos ocupamos, también el último puesto); para finalizar con la muestra, también
estamos en los últimos puestos con las trabajadoras sociales.
2) Requerimos que el hospital de Torrevieja se convierta en un hospital integrado
en red con el resto de los hospitales de la Comunidad Valenciana
El hospital de Torrevieja cuenta con menos camas operativas por habitante que otros
hospitales de referencia de la red pública. Según las fuentes citadas, Torrevieja tiene
instaladas 277 camas; pero sólo se encuentran operativas 240, un 19 % menos que los
hospitales de referencia tipo 2, grupo al que pertenece, según la auditoría del Síndico de
Cuentas. Este índice de camas operativas está directamente relacionado con el mayor
tiempo de espera en urgencias del hospital y tiene el mayor índice de rotación
enfermo/cama/mes, sólo, por detrás del departamento de la Ribera.
Además, nuestro hospital, según la auditoría de la Sindicatura de Cuentas, dispone de un
equipamiento de alta tecnología inferior a la media de la Comunidad Valenciana.

En una sanidad cada vez más especializada y donde se impone el trabajo colaborativo de
los profesionales, el hospital de Torrevieja es una isla en el mapa sanitario valenciano.
Trabaja sinergiado, con el hospital del Vinalopó de la misma empresa y deriva pacientes a
otros hospitales privados de la ciudad. Es el que menos pacientes envía a otros hospitales
de la red pública por la penalización que ello le supone; lo cual entendemos que, además
de un despilfarro de recursos públicos, puede perjudicar la salud de los usuarios del
departamento.
La pandemia de COVID-19 ha demostrado la necesidad de actuar coordinadamente en
materia de salud pública. No queremos una salud pública fragmentada por la política de
Ribera Salud, que en plena pandemia promueve la realización de pruebas serológicas
masivas, rechazadas por la comunidad científica, con el objetivo de crear nuevos nichos
de negocio rentables económicamente para la empresa y políticamente para el Partido
Popular como se ha visto en Torrejón de Ardoz o en el municipio de Torrevieja.
3) Defendemos unos salarios y condiciones de trabajo decentes para los
trabajadores y trabajadoras del departamento de Torrevieja homologables al resto
de departamentos de gestión pública de forma consensuada con la Consellería
Los valores y el grado de satisfacción pública del departamento de Torrevieja se deben en
exclusiva al excepcional trabajo, que vienen desarrollando unos profesionales, tanto los
sanitarios como el resto del personal, que con peores condiciones de trabajo y de sueldo
que el resto de sus homónimos de gestión pública han conseguido mantener la calidad de
este departamento. Valía que no ha sido reconocida por la empresa, que después de 14
años, hace pública, ahora, una tabla de incentivos; pero aplicable para 2021.
La plataforma de Torrevieja reconoce y valora a los trabajadores y trabajadoras del
departamento de Torrevieja, y los considera fundamentales para la buena marcha de la
asistencia sanitaria. Siempre estará a su lado en la defensa de la estabilidad laboral, el
salario decente y una carga de trabajo equiparable al resto de departamentos sanitarios y
de sus derechos laborales en general. El cuidado y mimo de los trabajadores y
trabajadoras del departamento repercutirá de manera indudable en la mejora de nuestra
salud.
4) Abogamos porque las estrategias y prioridades en salud del departamento deban
determinarse según la necesidades de la población.
El derecho a la salud no se puede dejar en manos de una empresa privada, ni podemos
consentir que el mercado determine las reglas de la sanidad pública. La prioridad de
Centene Corporation, empresa estadounidense, propietaria del 90% de Ribera Salud es
valorizar sus acciones, aumentando las ganancias de sus accionistas.
La prioridad para esta plataforma se debe basar en las necesidades de la población de la
comarca, en un modelo de sanidad 100×100 pública y de calidad. La brújula de la sanidad
pública debe ser la salud de la población, la de Centene Corporation es la ganancia,
porque “ los negocios son negocios y cada modelo tiene su lógica y sus consecuencias.
5) Apostamos por la transparencia y participación ciudadana como la mejor
garantía de un sistema sanitario público eficiente.
No se trata de que se convoque a una reunión de las asociaciones cada 14 años. La
plataforma aboga por un diálogo fluido y continuo desde los centros de atención primaria
a los departamentales mediante el impulso y activación de los consejos de salud. La
transparencia y la participación ciudadana son la mejor garantía y acicate para que el
sistema sanitario público funcione con eficacia, calidad y equidad.

En conclusión, esta plataforma considera que la mejora del sistema sanitario de nuestro
departamento, sólo, será viable a través de una gestión 100 x 100 pública por lo cual
defiende, como condición necesaria, que la reversión de este departamento es hoy, más
que nunca, una condición inaplazable e ineludible, para lo cual insta al gobierno del
Botànic a que, en cumplimiento del acuerdo de las Cortes Valencianas de 1 de octubre,
comunique, en plazo, a la empresa la finalización del contrato de gestión.

Deja un comentario