 CGT recuerda a los políticos que en pocos meses deberán
decidir sobre el servicio de autobuses
 El sindicato exige a los y las concejalas del Ayuntamiento
que devuelvan la dádiva
Recientemente ha trascendido que Vectalia, concesionaria del transporte urbano de Alcoi,
ha mandado obsequios a los grupos políticos con representación en el Consistorio
municipal. La empresa se excusa diciendo que forma parte de una campaña solidaria, pero
la realidad es que Vectalia manda vino a los ediles poco antes de que decidan sobre
si la gestión de los autobuses debe ser pública o privada y, en caso de optar por la
segunda opción, cuáles han de ser las condiciones de la concesión (a la que
presuntamente optará la empresa).
El sindicato considera inaceptable, en primer lugar, la actitud de la mercantil que no
solo hace dádivas a los políticos, sino que, además intenta enmarañar esta deleznable
actitud manchando el buen nombre de una entidad caritativa.
En segundo lugar, CGT exige a los servidores públicos la devolución inmediata del
presente, tal y como exige el Código de Buen Gobierno de la Comunidad Valenciana

(http://www.dogv.gva.es/es/disposicio-
consolidada?signatura=003289/2016&idioma=es&L=1&url_lista=) que reza textualmente;

“En caso de recibir por razón de su cargo regalos u obsequios que (…) puedan
condicionar la neutralidad u objetividad, (…) deberán proceder a la devolución de
estos regalos a las entidades o personas que los hayan ofrecido”.
Y, en tercer lugar, advierte sobre las consecuencias incluso jurídicas que podrían derivarse
de la aceptación del regalo si finalmente Vectalia vuelve a llevarse la adjudicación del
servicio. Desde el sindicato aseguran que los tiempos en que “hacer regalos a los
alcaldes” era “algo habitual”, tal y como declaró Enrique Ortiz, deberían quedar
desterrados y no puede existir ninguna duda sobre la escrupulosa neutralidad de los
cargos públicos y su neutralidad en los concursos públicos.

Deja un comentario