Compromís denuncia el proceso VIP diseñado para que Mazón pueda justificar ingresos efectuados entre 2015 y 2019 por más de 446.000 euros al partido, mientras que a la oposición se le ha iniciado un proceso de devoluciones de cantidades previamente acreditadas.
El pleno provincial votará este viernes un informe que permite a los populares una vía externa de fiscalización mediante auditoria privada que de adjudicará a dedo, movimiento in extremis para
evitar que los tribunales pidan la devolución de los ingresos al Partido Popular sin justificar.


11 de marzo de 2020
Compromís denuncia el proceso VIP diseñado desde la Diputación de Alicante para que el PP pueda justificar el ingreso de 446.000 euros al partido entre 2015 y 2017 que los populares nunca acreditaron acorde a
normativa y como se exigió al resto de los partidos que conformaron la pasada legislatura el hemiciclo provincial.
La Diputación de Alicante ha convocado para este viernes un pleno extraordinario a las ocho de la mañana para aprobar un informe que facilita que el partido que dirige Carlos Mazón, presidente a su vez de la institución,
pueda acudir a una auditoría externa para no tener que acreditar -como se ha exigido al resto de partidos- en qué se ha gastado la subvención pública de cada grupo político y si su gasto es acorde a la normativa de la Diputación. El informe contradice los anteriores documentos emitidos durante cuatro años por la propia institución y reconoce por primera vez que efectivamente el Partido Popular llevaría diversas legislaturas justificando fraudulentamente ingresos al partido.
Compromís denuncia que, entretanto, a la coalición valencianista (como a otros partidos en la Diputación) se le ha abierto un procedimiento para devolver parte de su subvención en base a criterios que juzga como una
vendetta por haber destapado el caso. Resulta estrambótico para los valencianistas que se les exija devolver dinero previamente acreditado a todos los partidos mientras al Partido Popular se le abre un nuevo proceso a la carta para solventar irregularidades. Compromís ha recordado como por norma general a cualquier asociación o ayuntamiento que no justifique correctamente una subvención en tiempo y forma se le obliga a devolver el
dinero.
La coalición considera escandaloso la existencia de este informe y reclama que el PP no entiende por qué al PP se le ofrece esta salida cuando el Tribunal de Cuentas y la fiscalía Anticorrupción están analizando ya los ingresos desde la Diputación en cuentas del partido, una de ellas ubicada en una entidad bancaria murciana.
Además ha recordado que este el informe incluso prevé un gasto para la administración pública para facilitar al PP un nuevo trato al contratar una auditoría externa a una empresa. “Que reciban un trato VIP después de reconocer que la justificación no es correcta es escandaloso, pero que el trato VIP además nos cueste dinero ya es injustificable”, ha
destacado Compromís.
“La Diputación por fin ha admitido que la fiscalización hecha al PP era fraudulenta. Exigimos que todo aquello que no han acreditado sea devuelto a las arcas públicas. Si la fiscalización realizada hasta ahora ha resultado fraudulenta por qué no se pide a los populares que devuelvan el dinero como haría cualquier técnico de esta institución con toda aquella persona, organización o empresa que no acredite el gasto de la ayuda recibida”, ha analizado el portavoz
valencianista, Gerard Fullana.
Fullana también ha pedido a Ciudadanos que “deje de ser el pagafantas del zaplanismo y no permita que se use la institución con fines partidistas”.

Deja un comentario