Podemos Callosa critica la dejadez de funciones del gobierno municipal, que le ha llevado a devolver subvención destinada a las personas con menos recursos

La subvención, de 38.700 €, estaba destinada a gastos de vivienda para las familias de bajos recursos económicos

La falta de diligencia y la dejadez de funciones del equipo de gobierno  de Callosa de Segura (PP y Ciudadanos) no tiene límites: calles sucias, barrios totalmente abandonados sin atender las demandas de los vecinos, postes eléctricos caídos, vertederos de escombros y basura en distintos lugares, solares en condiciones insalubres, parques infantiles en estado de abandono y un largo etcétera caracterizan la etapa de gobierno de la derecha en Callosa de Segura.

Según la formación morada del municipio, todavía no han cumplido ninguna de sus promesas electorales y no se espera que las cumplan a estas alturas, a mitad de legislatura. Hay una dejadez de funciones total y absoluta por parte del gobierno municipal. Lo único que parecen haber hecho es la reforma del Museo de Semana Santa, según manifiesta el portavoz de Podemos Callosa de Segura, Alejandro Monzón. Por otra parte, han reducido el número de plenos a uno cada dos meses para estar más alejados de la ciudadanía y no tener que escucharla en el turno abierto y para reducir la carga de trabajo. El déficit del Ayuntamiento se ha incrementado notablemente. La primera medida que tomó este gobierno cuando entró en Ayuntamiento fue una subida de sueldos para los cargos políticos  porque, según el alcalde Manuel Martínez Sirvent, eran “un equipo muy preparado y eso había que pagarlo”. También han contratado asesores por encima de las posibilidades del Consistorio.

Cierto es que durante la legislatura ha habido dos situaciones que han complicado la tarea  de gobierno  (la Dana y la pandemia) pero esto no justifica la inacción del Alcalde y su equipo. Según el portavoz del partido, Alejandro Monzón , esta legislatura va a pasar a la historia del municipio como una etapa negra en la que ha ido pasando el tiempo pero no ha mejorado nada y “lo que no mejora, tiende a empreorar”  Estamos en una etapa de inacción, tanto es así que el Ayuntamiento ha tenido que devolver la partida destinada a alquiler, recibos de agua y luz, etc por un importe de 38.700 € que envío Consellería para ayudar a las personas de bajos recursos económicos y que tenía que estar gastada con fecha límite 31 de diciembre de 2020. ¿Dejadez?, ¿abandono institucional a familias vulnerables?. El Alcalde debería comparecer de manera urgente ante la ciudadanía para explicarlo.

Deja un comentario