En la reunión de la Mesa Sectorial celebrada el 15 de julio ha sido imposible llegar a
ningún tipo de acuerdo con la Consejería acerca del mantenimiento, durante el curso
completo, de las plazas del Cuerpo de Maestros que, con motivo de la pandemia de COVID, se
van a asignar a los colegios por encima de la plantilla con la que iban a contar normalmente.
La consejera Lombó se ha mantenido en una posición inflexible garantizando sólo el
mantenimiento de estas plazas hasta el 31 de diciembre. Se trata de 108 plazas distribuidas
entre más de sesenta colegios públicos. Con esta dotación extra de profesorado los centros
deberán desdoblar aquellas aulas que tienen mayores ratios de alumnado, garantizándose así
tanto unas mejores condiciones de seguridad sanitaria, como una mayor calidad educativa.
Tanto en las reuniones que hemos venido manteniendo durante esta semana con la
Dirección General de Personal Docente, como ayer jueves con la propia consejera, hemos
defendido que la dotación de profesorado, tanto la ordinaria como esta extraordinaria a la que
denominamos “cupo COVID”, deberá mantenerse durante todo el curso escolar 2021/22.
Desde el STEC consideramos que los centros educativos no pueden ver alterada su
organización interna a mitad de curso con la eliminación de parte de su profesorado. Si a partir
de enero todos estos centros pierden a esta parte de su plantilla asignada por el cupo COVID,
tendrá como consecuencia el tener que reorganizarse por completo: juntar en una misma
clase grupos de alumnado que hasta diciembre estaban separados, parte de ellos cambiarán
de tutor o tutora, habrá que hacer nuevos horarios, reorganizar apoyos y desdobles, cambiar
el uso de espacios comunes, etc. En definitiva, para muchos centros será un cambio
organizativo de la magnitud del que se produce cada vez que empieza un nuevo curso, y esto
es inasumible.
Desde este sindicato no podemos admitir las excusas que pone la consejera
argumentando que, al desconocer el presupuesto con que contará en el año 2022, no puede
asegurar que este profesorado permanezca en su totalidad hasta el final del curso. Para el
STEC, con declaraciones de esta naturaleza, la consejera está manifestando debilidad y escaso
peso político a la hora de influir en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma. No es recibo,
en definitiva, que desde la Consejería de Educación se mantenga a más de sesenta centros
públicos en la incertidumbre de tener que reorganizar o no por completo el colegio tras las
vacaciones navideñas por una cuestión puramente presupuestaria.
Desde nuestro sindicato consideramos que éste es un asunto que va mucho más allá
del tema puramente laboral (el posible despido de 108 docentes en enero) ya que va a influir
de manera más que evidente y directa en el servicio educativo que se presta en los colegios
públicos. Es por ello que desde el STEC no vamos a aceptar un paso atrás en relación al cupo
COVID y haremos, a lo largo del primer trimestre del curso 2021/22 y entre toda la comunidad
educativa de estos centros, una campaña de sensibilización para que no permitamos un
recorte en las plantillas docentes en la mitad del curso escolar.

Secretariado del STEC.
16 de julio de 2021.

Deja un comentario