• El Partido Animalista se ha pronunciado sobre el ataque constante que recae sobre el lobo ibérico, excluido del catálogo de especies cinegéticas desde finales del año 2021.
Espacio publicitario

Madrid, 02 de febrero de 2022 – El Partido Animalista PACMA ha intervenido en defensa del lobo ibérico tras la polémica resurgida sobre su protección por motivo de las próximas elecciones en Castilla y León; unos de los territorios con mayor densidad poblacional de esta especie en toda Europa. La formación animalista afirma que estos animales son «terriblemente» criminalizados y que se les ha perjudicado durante siglos, y opina que su protección debe mantenerse e, incluso, reforzarse.

Actualmente, se calcula que, en España, existen entre 2.000 y 2.500 lobos repartidos en casi 300 manadas, de las cuales aproximadamente el 90% se concentra entre los territorios de Castilla y León y Galicia. La población se ha reducido dramáticamente en las últimas décadas, tanto en número de individuos como en extensión geográfica. Existen datos históricos que hablaban de la presencia del lobo a lo largo de toda la península ibérica hace tan solo 200 años.

El uso y ocupación de la tierra para distintas actividades, la expansión de pueblos y ciudades y la caza descontrolada han sido los principales responsables de su acorralamiento. A su vez, el aumento y la sistematización de la captura de las principales presas del cánido han contribuido a la limitación de su reproducción y la diezma poblacional.

A este respecto, PACMA argumenta que «la expansión de la actividad humana es la única causante de los acercamientos a las zonas pobladas, porque están ubicadas en lo que antes era su territorio». Además, «los lobos solo buscan alimentarse, pero si les privamos de la posibilidad de hacerlo con sus propios medios arrasando con todo lo que hay en el campo, lo lógico es que tengan que salirse de su zona de seguridad e introducirse en áreas más urbanas o en explotaciones ganaderas llenas de pequeños animales».

El Partido Animalista, única opción política que apoya abiertamente la protección incondicional del lobo ibérico, apunta que «a esta especie se la ha criminalizado históricamente por distintos motivos; el lobo siempre ha molestado a intereses económicos de unos y de otros».

Para PACMA, el «descontrol» de la caza ha sido una condena, en especial, para estos animales. La formación animalista asegura que «se ha hecho una campaña brutal contra el lobo, que acababa siendo el culpable de todos los problemas en todos los contextos. Por culpa de esto se ha podido legitimar su masacre hasta nuestros días».

«Es absurdo que haya que recordar a las administraciones y otros partidos políticos, que tanto están luchando por volver a incluirle en el catálogo de especies cinegéticas, que están hablando de un animal que busca sobrevivir y sigue un instinto», apunta PACMA. Además, «muchos propietarios de terrenos, sean o no cotos de caza, tampoco respetan las aperturas en los vallados para facilitar el tránsito de los animales salvajes, por lo que les obligan a concentrarse aún más».

La protección del lobo debe solidificarse aún más

Para PACMA, el hecho de que el lobo haya sido incluido como especie protegida en el LESPRE (Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial) no es suficiente. La formación animalista alega que «siguen habiendo muchas excepciones en las que sí se autoriza su muerte».

Una parte de la población española lucha por mantener una cultura cinegética que asocia la captura de animales en peligro de extinción como retos y trofeos de gran valor y, según el Partido Animalista, «esta especie es una de las más codiciadas». Aseguran que «los lobbys seguirán presionando para que los ciudadanos asocien lobos a problemas, y se pueda justificar su caza y, finalmente, su extinción».

Espacio Publicitario

Deja un comentario