Inicio ARTÍCULOS Los padres de Vera piden la expulsión del Ayuntamiento de Mislata del...

Los padres de Vera piden la expulsión del Ayuntamiento de Mislata del procedimiento judicial

0
124

Hace unos días, la representación legal de la familia de Vera, fallecida con 4 años en el castillo hinchable de la oscura feria de Mislata, pidieron saber si el Ayuntamiento era responsable civil, solicitando que, de lo contrario, se les expulse del procedimiento judicial que investiga presuntos homicidios por imprudencia y lesiones por imprudencia. Cabe recordar que el Ayuntamiento no ha mostrado el más mínimo escrúpulo con las niñas fallecidas ni el dolor de sus familias, pero ese dolor lo han aumentado de manera intencionada.

Pese a todo lo que falló y ya corrobora la policía, testigos o varios peritos, el Ayuntamiento no ha dado la cara ante la opinión pública o unas familias destrozadas, pero tampoco tan siquiera las ha atendido para intentar aliviar un dolor que difícilmente imaginaréis, ya que fueron a la feria a pasar una tarde entretenida y se convirtió en el peor momento de sus vidas, no volviendo a casa su pequeña de 4 años qué tan ilusionada iba a su primer día de feria y, por otra parte, la niña de la otra familia que también ejerce la acusación (Cayetana de 8 años).

Por si el Ayuntamiento de Mislata no había hecho todavía el daño suficiente, se han personado como perjudicados en el procedimiento y cuando se les ha solicitado saber por qué o en calidad de qué, señalan que son perjudicados por una supuesta campaña de desprestigio de los padres de Vera al intentar imputar al concejal de fiestas y cuñado del alcalde, Antonio Arenas Almenar.

Los padres de Vera lógicamente han intentado que se imputara a esta persona por la dejadez de funciones corroborada por un perito y en el proceso está imputado el técnico municipal del consistorio, un consistorio que se desentendió de todo y no ha dado explicaciones de si funcionaba el anemómetro, cuando supieron de las alertas meteorológicas, porque negociaban con tipos sin papeles ni empleados o entre muchas otras cosas, porque tan siquiera explican el cambio de ubicación de la feria, la falta de licencia de apertura de la feria como tal o por qué no cumplían el proyecto municipal que hubiera hecho que el mugriento castillo hinchable estuviera protegido del viento que aireó las miserias de todos.

Lo único que hizo el Ayuntamiento de Mislata es un minuto de silencio para hacer el paripé y aprovechar el accidente cuando podían sacar tajada durante las elecciones.

EL ABOGADO DE LOS PADRES DE VERA PRESENTA UN ESCRITO SEÑALANDO QUE EL AYUNTAMIENTO NO TIENE NINGUNA CONDICIÓN DE PERJUDICADO

Después de casi ya dos años de proceso judicial, la investigación judicial sobre la muerte Vera de 4 años y Cayetana de 8 años, va generando cada vez más polémica.Por el juzgado número 4 de Mislata han pasado ya tres juezas (una jueza y dos sustitutas), se ha prorrogado la causa hasta en dos ocasiones y hace unos meses el Ayuntamiento de Mislata solicitó personarse en la causa.

Lógicamente, los argumentos expuestos por el Ayuntamiento del Mislata para estar en el proceso judicial, siguen aumentando el dolor de las familias, demostrando que le importa más su propia imagen que las dos niñas que murieron o unas familias sufriendo desde aquel fatídico 4 de enero de 2022 (de eso ni siquiera tienen la humanidad de pronunciarse aunque fuera por quedar bien).

El polémico ayuntamiento señala en su escrito que es perjudicado por la «campaña de desprestigio» en los medios de la que responsabilizan a los padres de Vera y atenta «contra la dignidad de su alcalde Carlos Fernández Bielsa y su concejal de Fiestas, Antonio Arenas Almenar». 

Sin embargo, el demoledor escrito presentado por el abogado de los padres de Vera, Jorge carbó desmonta claramente estos codiciosos argumentos:

«Aquí los únicos perjudicados son los padres que han perdido a sus hijas y los hermanos de estas, que no las podrán ver crecer. Bastante duelo tienen ya para tener que compartir banquillo de ‘perjudicado’ con la Administración que nada hizo por comprobar ni siquiera que las atracciones estuvieran correctamente montadas y en el sitio previsto en la solicitud del feriante».

El escrito señala que el procedimiento judicial «no tiene por objeto la defensa del honor del alcalde, ni del concejal, ni de la corporación municipal», sino esclarecer las causas de la muerte de dos niñas de cuatro y ocho años. Algo sobre lo que sorprendentemente nada dice el escrito de personación del Ayuntamiento de Mislata. 

«Si el Ayuntamiento se considera ‘perjudicado’ no es por estos hechos, sino por lo que califica de ‘campaña de desprestigio ante los medios de comunicación’, para lo que dispone en Derecho de otros cauces para buscar la reparación a sus supuestos perjuicios», plantean en escrito y es que si se consideraran perjudicados por algo, tienen a su disposición interponer una demanda civil de derecho al honor frente al juzgado de primera instancia que acabaría lógicamente en nada, puesto que bastante paciencia están teniendo los progenitores y bastante están haciendo por cuidar las formas pese a todo lo que les está haciendo el Ayuntamiento.

Hacer público que se ha intentado imputar a un concejal y que el Ayuntamiento de Mislata ha descuidado la feria como corrobora un perito, no atenta contra el honor de nadie, más bien toda esta codicia del consistorio, sí que atenta contra el honor de las niñas que parece que para el Ayuntamiento, son lo último de lo último y eso es realmente doloroso. 

MISLATA «CIUDAD AMIGA DE LA INFANCIA»

Encima, en el último pleno pidieron a la corporación que votara a favor de que, a través de UNICEF, se renueve durante varios años más los carteles de ciudad amiga de la infancia que aparecen por el pueblo.

Dichos carteles, a mi entender son muy necesarios, pero un mensaje tan importante, no puede utilizarse de forma cínica por un ayuntamiento cuando el principal derecho de la infancia es la vida. Especialmente el alcalde tiene una obsesión muy preocupante por su imagen, saliendo en todas las páginas de la corporación municipal, en fotos de manera obsesiva por todos los lados y en titulares que le encantan. Tampoco tiene problema en presumir de que este alcalde que cobra más que el presidente del Gobierno, se moja para ir en persona a garantizar la «seguridad» un día que hubo lluvia.

RECORDEMOS LO QUE PASÓ ESE DÍA

Las fuertes rachas de viento de las que había alertas meteorológicas, hicieron volar por los aires el castillo, falleciendo Cayetana unas horas más tarde y Vera tras pasar varios días en cuidados intensivos, dejando otros niños heridos. A partir de ahí, se descubrió todo lo que puede llegar a pasar en una feria y es que los tipos no tenían empleados dados de alta y ni siquiera estaban de alta fiscal ellos desde hace 9 años. Resulta que cuando pillan al feriante dentro del perímetro de seguridad, la policía se da cuenta de que los restos de sangre que Vera dejó tras caer al suelo, estaban intencionadamente restregados y limpiados, a lo que el feriante diría que habían sido los empleados del SAMU que evidentemente niegan porque su labor era intentar salvar vidas.

El feriante ni siquiera se pone de acuerdo con su propio abogado que en la televisión dice que no sabe si alguien limpió la sangre y si alguien la limpió, no sabe quién lo hizo a pesar de que su cliente culpó al SAMU falsamente. Según aparece en la causa, la niña se desangraba junto a la muñeca que había ganado en la tómbola y el feriante pasaría con total frialdad por al lado cogiendo la muñeca y escondiéndola en la tómbola. 

En cuanto al estado del hinchable, fue comprobado por un perito designado por el juzgado y otro costeado por la familia de Cayetana, coincidiendo ambos en el mal estado de la atracción, descontrol total, uso negligente y todo lo que provocó el accidente:Una atracción con cuerdas rotas, dos argollas que directamente ni estaban, cables eléctricos empalmados con cinta aislante tirados en el suelo sin protección, cuerdas de las que se usan para tendederos de ropa o collares de perro, anclajes insuficientes o fallos administrativos.

Las irregularidades no solamente las corroboraron en la atracción, sino en toda la feria entera. Dos meses después del accidente ya salían titulares de que la policía dictaminaba que las niñas no habrían muerto si se hubieran utilizado los 30 puntos de anclaje los informes demoledores de ambos peritos, concluyen en que el ruinoso castillo hinchable estaba en muy mal estado e incluso llegan a señalar la falta de control del Ayuntamiento de Mislata cuya imputación del concejal de fiestas se rechaza, pero no la del técnico municipal que aparece imputado junto a los feriantes y un ingeniero con despacho en Elche que según la geolocalización del teléfono móvil, tan siquiera estuvo en Mislata comprobando las atracciones in situ a pesar de que las dio por buenas.

Tampoco es el primer accidente que ocurre en extrañas circunstancias en Mislata, ya en 2017 una atracción que según el Ayuntamiento no estaba en la lista que habían suministrado, montó en la feria cayendo un niño de nombre Víctor, de la parte más alta del castillo hinchable sufriendo una rotura de tercer grado con desplazamiento de hueso y sin poder depurar ninguna responsabilidad a nadie tras huir el feriante. También desapareció un empleado de origen magrebí que todo el mundo describe que estaba a cargo de la atracción de 2022 y fue el único que se volcó en ayudar a los niños que habían quedado atrapados tras las lonas mugrientas, pero según un testigo cercano a la plaza de la libertad, eran más de 10 empleados inmigrantes que dormían amontonados en una caravana.

¿Impunidad ante las irregularidades laborales que llevan cometiendo toda su vida?Esta gente no suele dar de alta a los empleados y hasta los propios feriantes han reconocido en el juzgado que los empleados trabajan casi voluntariamente y algunas veces se les da aportaciones metálicas o invitaciones para la feria. El abogado en una parte de un reportaje dice que desconoce el historial de contrataciones de los feriantes, en otra que a veces les ayudan cortando los tickets los días de más trabajo y en otra que no tenían a ninguna persona contratada (pese a tener 5 atracciones a cargo de los feriantes).

Yo mismo tuve una relación laboral hace unos 10 años con esta empresa y solamente aparece cotizado 3 días pese a tener testigos a día de hoy de que hacía ferias enteras y esos días que me aseguró fue seguramente porque son los que suele venir la inspección de trabajo la cual muchas veces ni siquiera suele aparecer. 

En cuanto al trato, una de las peores relaciones laborales de mi vida cuyo error fue no haberlo denunciado ante un juzgado de lo social, pero el problema es que en la feria se tapan unos a otros como se demostró el último año que trabajé para un feriante en Vinaroz con coacciones constantes de los compis de los feriantes acusados de provocar el accidente de Mislata tras contar por mi parte las condiciones laborales con la empresa en un programa de televisión que me preguntó y accedí a participar para reforzar el discurso y corroborar lo que allí se decía sobre las malas prácticas laborales.

Los feriantes imputados están ahora mismo con sus atracciones en Elche por una especie de sorteo.

RESPONSABILIDAD CIVIL DEL AYUNTAMIENTO

Los padres de Vera recuerdan en su escrito que en el auto con el que la Audiencia rechazó imputar al concejal de Fiestas, el juzgado se refería al Consistorio como «entidad responsable civil». Por ello, la acusación particular pregunta si se le considera posible responsable civil: «A no ser que se considere que la personación del Ayuntamiento lo es en calidad de responsable civil, tal y como entiende la Sala, debe ser inmediatamente expulsado del procedimiento, por no ostentar la condición de ‘perjudicado’ por el delito que se investiga».

Por otra parte, se pronuncian sobre la responsabilidad del ingeniero José Pablo B. L., el ingeniero de los feriantes que debió inspeccionar la feria y al que el Grupo de Homicidios sitúa ese día en Elche por la geolocalización de su teléfono móvil. La Audiencia provincial, en el mismo auto en el que rechaza imputar al concejal, estima que el informe firmado por este técnico equivale a un certificado de Organismo de Certificación Administrativa (OCA), imprescindible para montar la feria con seguridad.

El escrito señala que no consta que el ingeniero tenga la consideración de ser OCA, en cuyo caso no estaría habilitado para certificar la atracción. «Ni tampoco consta inscrito en el listado de organismos de control acreditados ante la Generalitat para intervenir en la Comunitat».

PARA FINALIZAR: EL AYUNTAMIENTO DE MISLATA SOLO ES PERJUDICADO DE SUS PROPIOS ACTOS Y VERGONZOSA ACTITUD

El Ayuntamiento de Mislata ahora se victimiza por algo que ellos mismos han creado, no atendiendo a las familias ni dando explicaciones de nada a pesar de todo lo que señala al consistorio y entonces, no entiendo de que se quejan cuando son ellos mismos los que han creado el problema y lógicamente unas familias destrozadas por lo peor que les pueda pasar en la vida, es lógico que sean críticos cuando hasta un perito señala la dejadez de funciones del Ayuntamiento.

Tal vez el hecho de que Carlos Fernández Bielsa no haya conseguido ser presidente de la Diputación, quiere decir que el karma está empezando a actuar. Por cierto, tanto él como su cuñado se pusieron a faltar el respeto a toda la gente que no había votado a su partido y su cuñado, que es el concejal de Fiestas de Mislata, se llega a poner hecho un energúmeno, lo que deja mucho que desear en un representante público.

Lo último que debería hacer el Ayuntamiento es echar más leña al fuego y debería apartarse de todo lo que tenga que ver con este procedimiento que intentan entorpecer. No sé como alguien puede tener tan poco corazón para ir contra unas familias rotas del todo…

Nada más falta que después perder a su hija por no poner nadie los mecanismos necesarios para controlar la feria, encima tengan que soportar ataques del Ayuntamiento como si importara más que se haya manchado Mislata de un accidente tan injusto que el propio accidente en sí con todo el dolor que ocasiona en las familias y las dos niñas cuyas vidas se apagaron para siempre.

En definitiva, los organismos públicos deben controlar la falta de seguridad de muchas ferias y las ilegalidades constantes allí cometidas, especialmente todas las trampas en el ámbito laboral con personas vulnerables, en situación precaria y sin seguridad social, aprovechándose de las desgracias ajenas.

Como Vera y Cayetana no van a volver por un sinfín de anomalías, es urgente que se pongan todos los medios posibles para evitar más muertes o accidentes con heridos y el Ayuntamiento de Mislata, está claro que no debería dormir ni una noche más con la conciencia tranquila después de todo el mal que están haciendo sin mostrar la más mínima preocupación por las dos niñas que perdieron su vida de forma tan injusta o el dolor que eso ha provocado en sus familias.

Como dijo la familia de Vera en una de sus cartas públicas, la humanidad debería ser condición indispensable para dedicarse a lo público…

Texto de Diego Nevado Martínez:

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario

RTVP & Tu Portavoz

Síguenos en nuestro canal de Telegram

Únete al Canal
CERRAR