En plena oleada de tramitaciones eólicas que amenazan el rural cántabro la Asociación Eólica
de Cantabria organiza su asamblea general con presencia de autoridades y participación de los
directores generales de Industria, Energía y Minas y Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio
climático
Este miércoles 23 de junio, la Asociación eólica convoca a asociados y autoridades en Soba
para, entre otras cosas, tratar el “presente y futuro de la energía eólica en Cantabria”. El
colectivo Cantabria No Se Vende denuncia de forma pública el “trato desigual que el Gobierno
de Cantabria tiene con vecinas y vecinos afectados y las empresas responsables del caos
eólico” y presenta una queja formal ante las Direcciones del Gobierno participantes en el acto.
Las vecindades afectadas por los proyectos en toda la Comunidad vienen denunciando desde
hace meses la fragmentación, falta de transparencia y dificultad de acceso en las tramitaciones
que llevan a cabo Gobierno de Cantabria y Ministerio de Transición ecológica, “aspectos que
incumplen el Convenio sobre el acceso a la información, la participación del público en la toma
de decisiones y el acceso a la justicia en materia de medio ambiente (Convenio de Aarhus)”. A
esto se le suma la avalancha de proyectos en tramitación: actualmente hay 8 en información
pública por parte del Gobierno Autonómico, con un plazo total de 30 días hábiles para
presentar alegaciones a estudios de impacto ambiental con centenares de páginas y
documentación asociada.
Mientras las poblaciones afectadas solicitan información y transparencia y no reciben
respuesta, Daniel Alvelar y Antonio Lucio, Directores generales de Industria, Energía y Minas y
Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio climático respectivamente, participarán en un acto
con la Asociación Eólica de Cantabria, en la cual se anuncia asistencia de “autoridades”,
incluyendo un almuerzo, que según el colectivo recuerda las peores estrategias de caciquismo
a las que nos tienen acostumbrados estas “autoridades”.
CNSV denuncia que se el actual modelo de transición energética tiene objetivos especulativos
con carácter extractivista y que, si se llevaran a cabo tal y como están previstos, nuestros
pueblos acabarían por desaparecer, sufriendo una vez más la peor parte de una transición
industrial impuesta.
En noviembre de 2020, más de 20 colectivos preocupados por la defensa del territorio y un
futuro sostenible de nuestra Comunidad, solicitaron la Moratoria de todos los proyectos de
parques eólicos en Cantabria previstos y en proceso de autorización (incluyendo
aerogeneradores, pistas, líneas eléctricas y subestaciones eléctricas asociadas) hasta que sea
aprobado el Plan Regional de Ordenación Territorial de Cantabria (PROT) que fije las directrices
para la ordenación del territorio, definiendo el modelo territorial de la Comunidad Autónoma
de forma global y a futuro y disponga de un Estudio Ambiental Estratégico elaborado. A día de
hoy, el Gobierno de Cantabria no ha dado respuesta a dicha solicitud, al igual que a la solicitud
de transparencia y acceso a los informes elaborados por estas Direcciones Generales en
relación al P.E. El Escudo.
CNSV recuerda, asimismo, que el sábado 26 de junio a las 12:00 está prevista una
concentración pública en la Plaza de Reinosa organizada por varios colectivos vecinales y una
quincena de organizaciones ambientales y sociales bajo el lema “Así no”, para mostrar la
oposición popular al modelo de transición impuesto por el oligopolio, que ponen en riesgo la
sostenibilidad, el bienestar y el futuro económico de la Comunidad”.

Deja un comentario