Ballester: “las reprobaciones a cargos del PP por vinculación con casos de corrupción no se limitan al Congreso y el Senado, algo tendrá que decir el gobierno al respecto”.

La diputada valenciana del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos, En Comú Podem, En Marea, que es miembro de la delegación española de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa ha traslado hoy una pregunta parlamentaria al Ejecutivo de Mariano Rajoy.

La pregunta se justifica porque hace meses que asistimos a una serie de noticias sobre el senador del Partido Popular por la circunscripción de Valencia, Pedro Agramunt, miembro de la delegación española en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa o PACE, por su vinculación con dos escándalos, en Síria y Azerbaiyán. La diputada explica que el pasado mes de abril de 2017, la Mesa de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa retiró su confianza tras la realización de un viaje a Síria para un encuentro con el presidente Bachar al Assad, acompañado de otros parlamentarios y de cargos del gobierno ruso. El senador del Partido Popular realizó este viaje sin informar a la Mesa de la PACE, aunque sí informó al Ministerio de Exteriores del gobierno de Mariano Rajoy.

También ha subrayado que el senador Agramunt se ha visto envuelto en un escándalo relacionado con una operación para blanquear la imagen internacional de Azerbaiyán. Mientras informes de distintas organizaciones y organismos dan cuenta del deterioro de la situación de los derechos humanos en este país, los informes y gestiones realizadas por Pedro Agramunt y otros parlamentarios implicados como Luca Volonté, que ha admitido haber recibido millones del gobierno azerí a cambio de estas gestiones, han dibujado un contexto del país muy diferente y siempre positivo. Organizaciones de la sociedad civil y parlamentarios de la PACE vienen denunciando desde hace años los vínculos del parlamentario español con el gobierno de Azerbaiyán, conexiones notables durante toda su trayectoria como miembro de la PACE. Y por ello, han exigido una investigación sobre este caso de corrupción, que Pedro Agramunt, como presidente de la Mesa de la PACE, ha impedido. Sin olvidar que la PACE es la encargada de velar por el cumplimiento de los Derechos Humanos.

Ballester afirma que “Este caso nos demuestra de nuevo que la corrupción del PP no tiene fronteras ni respeta los Derechos Humanos. El Consejo de Europa tiene que velar por su cumplimiento pero el senador Agramunt parece que ha utilizado esta institución con otros fines. Las reprobaciones a cargos del PP por vinculación con casos de corrupción no se limitan al Congreso y el Senado, ahora también se les reprueba en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, y también lo hace el propio Partido Popular Europeo. Dado que Agramunt es senador por el partido de Rajoy y miembro de la delegación española en la PACE, el gobierno tendrá algo que decir y esperemos que tome medidas al respecto. Por nuestra parte, hemos votado a favor de esa reprobación y hemos pedido su dimisión, tanto en la PACE como en el Senado”.

Deja un comentario