La plataforma ciudadana y municipalista Totes amb Burjassot ha presentado un recurso de reposición para impugnar que, durante la celebración de la Comisión Informativa de Bienestar Social el pasado miércoles 19 de julio, órgano del Ayuntamiento por el cual se tratan las propuestas que posteriormente se debaten en el pleno, el grupo político Compromís presentó una enmienda que modificaba la totalidad de una moción presentada por Totes amb Burjassot y que, ante la negativa de este último de aceptar los cambios, la presidenta de la Comisión y también portavoz de Compromís, Lluna Arias, la sometió a votación, aprobándose así la modificación con sus votos a favor más los del PSOE, con quien mantiene un pacto para gobernar en el municipio.

En primer lugar, desde Totes amb Burjassot, y también desde el resto de grupos políticos de la oposición, expresaron su disconformidad ante un hecho de dudosa ética y que hasta ese momento no se había dado en toda la legislatura, pues lo habitual es que, cuando se proponen cambios en las Comisiones informativas, éstos sean consensuados y no se adopten sin la aprobación del grupo político que propone la moción o propuesta, pues es en el Pleno donde se tratan, debaten y votan las enmiendas. Tanto Totes amb Burjassot como otras fuerzas políticas de la oposición también expresaron su desconcierto, ya que si la moción no gusta al equipo de gobierno, siempre pueden votarla en contra y presentar ellos la suya propia. Además, desde la plataforma municipalista critican el hecho de que la moción presentada, que busca reivindicar la recuperación de la asignatura de filosofía para el curso que viene en el territorio valenciano, fue remitida desde la Asamblea de la Filosofía, hecho conocido por todos los grupos políticos, y existe la norma no escrita de no modificar aquellas propuestas que proceden de la sociedad civil para respetar la reivindicación y trabajo del tejido asociativo valenciano, cuestión que Compromís, aclaran desde Totes amb Burjassot, ha reivindicado en multitud de ocasiones, pero que ahora ignoran, lo que en opinión de la plataforma es una falta de respeto al trabajo realizado por la citada Asamblea.

En segundo lugar, desde Totes amb Burjassot no sólo señalan la falta de ética en el procedimiento, sino que además argumentan que muy probablemente va contra el procedimiento reglamentario, ya que la Comisiones Informativas, según la legislación y el reglamento orgánico municipal, no están pensadas para eso, y las enmiendas sólo se contemplan una vez las propuestas ya han pasado por las propias Comisiones y se han incluido en el orden del día del pleno, cuestión que por supuesto no se ha dado. Frente a esto, el 20 de julio han registrado un recurso para impugnar el procedimiento y exigir que la moción vaya a pleno con el texto íntegro.

Por último, la plataforma municipalista lamenta la forma de proceder del equipo de gobierno y especialmente de Compromís pues, a su juicio, esto obedece a directrices de partido que buscan tapar la mala gestión del Conseller Marzà en lo que respecta a restituir la asignatura de Filosofía para el curso que viene. En opinión de Totes amb Burjassot, modificando “por la fuerza” la moción en la Comisión Informativa para adaptarla a su “imagen y semejanza”, un órgano que no es público, evitarán tener que dar explicaciones en el pleno y que el público vea cómo la votan en contra o cómo la modifican por la fuerza, e instan a Compromís que, si tanto quieren cambiarla, que lo hagan en el propio Pleno, que es el foro apropiado para ello.

1 COMENTARIO

Deja un comentario