Hace mucho tiempo que Compromís propone en el Ayuntamiento que el sistema de facturación actual de la tasa de agua doméstica sea revisado. Según declaró la regidora Anna Climent: «Si se hace pagar a la gente por el consumo de agua por vivienda, se penaliza a las familias numerosas que son ahorradoras».

En la actualidad la facturación está organizada por tramos de gasto de m3 de agua consumida, el primer bloque son 15m3 (a 0’3627 €/m3) y el segundo de 42 m3 (a 0’6265 €/m3). Obviamente si sólo consumes el primer bloque es más barato pero si llegas al segundo bloque el precio se dispara. Pero claro, esto se hace según cada contador, es decir, no se tiene en cuenta si en una misma vivienda vive una sola persona o una familia numerosa. Compromís considera que esta situación es gravosa e injusta y desde hace muchos años que propone en el gobierno que actualice el sistema de tarificación del agua basándose en el consumo por persona y no en el consumo por vivienda. Climent aclara: «El gobierno siempre nos ha dicho que el que propone Compromiso es irrealizable, pero ahora queremos sugerir que se aplico la tarificación por persona tal y cómo hace la ciudad de Málaga».

La propuesta de Compromís es de establecer un sistema de facturación en función de 5 m3 por inquilino con una fórmula de reducción, por ejemplo en el Bloque 1: 5 m3 si vive 1 persona; 10 m3 si viven 2 personas, 13 m3 si viven 3 personas…, el Bloque 2 también estaría calculado en función de los miembros empadronados en la vivienda. Lógicamente esto implicaría que en cada vivienda estuvieron declarados y censados todos los miembros que viven en el padrón municipal. Desde Compromís somos conscientes de la dificultad de la implantación de esta nueva tasa, pero consideramos que es una buena manera de actualizar el padrón municipal e incorporar a todos los estudiantes y trabajadores que venden a vivir en nuestra ciudad (pisos de estudiantes, pisos donde sólo se vive una parte del año, gente no empadronada, … ) Indica Climent: «Si otras ciudades como Málaga lo han podido resolver nosotros también, Alcoi tiene que apostar por la línea de no grabar en exceso a los alcoyanos».

La empresa de suministro de Málaga ha reconocido que con esta nueva facturación han bajado sus ingresos por suministro, primero porque es más justo y segundo porque la gente, sabiendo que tiene un consumo establecido por persona, se hace más ahorradora porque ya casi nunca se llega al bloque 2. También se ha dado el caso de gente que vive sola y estaba acostumbrada a despilfarrar agua y ahora paga más hasta que no establezca unas nuevas costumbres de consumo. La ciudad de Málaga también tiene en marcha un sistema de ayudas específicas para solucionar casos específicos en que la tasa por habitante discrimina a las personas.

Compromís por lo tanto propondrá al gobierno una modificación de la tasa de consumo de agua que, según declara la regidora: Hace mucho tiempo que le debemos a la ciudadanía esta modificación en la tasa de agua que en la actualidad no bonifica los ahorradores y tenemos que asumir todos los cambios de su implantación.

Deja un comentario