Esta semana tenemos la oportunidad de vivir unas elecciones históricas. Tras la aplicación del articulo del 155 de la Constitución por parte del Gobierno de Rajoy después de la Declaración de Independencia Unilateral del Gobern Catalán, tenemos unas elecciones en las que ningún partido presenta un proyecto de País para Cataluña. Nacionalistas Catalanes contra Nacionalistas Españoles, con la única idea de dividir.

La idea de Nación que manejan los nacionalistas es una burda simplificación de una realidad mas rica. La división nacional es una de las principales causas de sufrimiento y hay que superar ese egoísmo colectivo. En este sentido, es el canalla principal de todos los males. Divide a la gente, destruye el lado bueno de la naturaleza humana y conduce a la desigualdad en la distribución de las riquezas.

Para la gente trabajadora, el principal escollo es el llegar al final de cada mensualidad con los sueldos miseriosos que tenemos tras una crisis económica que ha asolado nuestro territorio. El nacionalismo ha sido históricamente el adversario más peligroso que han tenido los trabajadores a lo largo de todo su recorrido.

Por lo que se espera que se dejen de enmascarar los problemas reales que tiene una sociedad dividida, resguardandose detrás de banderas que nada tiene que ver con la realidad política de nuestra sociedad.

José Navarro Guirado.

Deja un comentario