El Área de Protección Animal de PODEMOS ALICANTE expresa su solidaridad con el voluntariado y animales que están sufriendo la mala gestión de la dirección de la Protectora de Animales y Plantas de Alicante.

Es obligación de toda organización animalista denunciar la mala praxis que se estaba aplicando en las instalaciones municipales de Bacarot, permitiendo que el voluntariado sacase a pasear a los mal llamados perros potencialmente peligrosos. La obligación de efectuar dicho trabajo corresponde al personal de la plantilla del Centro, que debe poseer la licencia administrativa pertinente según el pliego de condiciones que la gerencia de la Protectora ha firmado con el Ayuntamiento de Alicante. La gerencia de la Protectora, que ha dado orden expresa al personal de plantilla para que no lo hagan, es la única responsable de que los perros potencialmente peligrosos no estén desde hace unos días realizando sus paseos, obligatorios según el pliego de condiciones.

Es necesario poner de manifiesto la falta de personal de dicho centro, que acumula la recogida de animales en ocho municipios, de cada uno de los cuales la Protectora cobra un canon.

Es necesario poner de manifiesto también que el servicio de recogida de animales solo dispone en la actualidad de un vehículo, cantidad insuficiente para cubrir el servicio en los ocho municipios y que incumple además el pliego de condiciones, que exige que un vehículo (el único existente en este caso) no puede salir del término municipal de Alicante en horario de atención al público.

Es necesario poner de manifiesto, además, que residuos médicos tan peligrosos para las personas y los animales como agujas y jeringuillas se encuentran por el suelo en distintos sitios del recinto, cuando según la normativa de sanitaria deberían contenerse en recipientes especiales.

Es necesario poner de manifiesto, por añadidura, que el jardín de felinos presenta deficiencias para la contención de los animales lo que trae como consecuencia que los animales que allí deberían estar recogidos, se encuentran sueltos, con el consiguiente riesgo de difusión de plagas y enfermedades.

Es necesario poner de manifiesto, finalmente, que habitualmente se baldean jaulas con perros encerrados en su interior, poniendo en riesgo la frágil salud de los animales.

El Área de Protección Animal se reafirma en las denuncias presentadas sobre los incumplimientos por la Protectora del pliego de condiciones y en su determinación de fiscalizar el normal cumplimiento del mismo, a la vez que se pone a disposición del voluntariado y de la parte social de la Protectora para colaborar en todo lo que sea posible para asegurar la aplicación de las leyes y convenios que regulan el derecho de los animales acogidos en el Centro a la seguridad y el bienestar.

1 COMENTARIO

Deja un comentario