Ante las recientes detenciones a dirigentes políticos catalanes, desde Podem deseamos expresar algunas consideraciones en la línea de lo que ya han expresado los y las compañeras de Cataluña y a nivel Estatal:

  1. Las detenciones alimentan la situación de excepcionalidad democrática en Cataluña y en España. La judicialización de la política impide dar soluciones políticas a problemas políticos.
  2. Defender las instituciones significa respetarlas como los canales donde se deben dirimir los debates y conflictos políticos. Poner en manos de los tribunales implica erosionar tanto las instituciones democráticas como la propia justicia.
  3. La situación de excepcionalidad que se está produciendo no afecta únicamente a representantes de un signo político, sino de manera más profunda a la vida política y social de toda España. No debemos permitirnos una regresión en términos democráticos que nos lleve a la restricción de derechos y libertades.
  4. Los y las demócratas tenemos que unirnos, dejando de lado los objetivos políticos legítimos de cada uno, para normalizar la situación política en Catalunya y en España. Ahora más que nunca no debemos insistir en una división de bloques en Cataluña y en España, hace falta un acuerdo lo más amplio y transversal posible para volver a la normalidad institucional y democrática.

Deja un comentario