COMUNICADO 16 DE DICIEMBRE.
En dos semanas se terminará este año , ha sido un año nefasto para este país,
nefasto para los trabajadores, nefasto para las familias, nefasto para nosotras, las y los
pensionistas. Terminamos el año y seguimos con un gobierno provisional que,
escudándose en esa provisionalidad, no hace absolutamente nada para paliar el
sufrimiento de la gente y esa pobreza que aumenta día a día. Frecuentemente nos
preguntamos cómo esta sociedad puede aguantar esto sin protestar.
El uno de enero está ahí mismo , a dos pasos, y seguimos sin saber qué pasará con
nuestras pensiones. Tenemos ahí encima de nosotros, cual espada de Damocles, el
0’25% que nos aplicó Rajoy durante 5 años, pero la gente sigue sin reaccionar.
Pero compañeras/os , nosotros hemos hecho los deberes. Todos querríamos avanzar
mucho más de prisa de lo que vamos, pero en este proceso de cambio de la sociedad
en que nos encontramos, los condicionantes que no nos dejan avanzar más deprisa
son muchos y poderosos, no los detallaremos aquí, no habría espacio suficiente.
Desde todas las comisiones y personas de COESPE , podemos deciros que sois
fantásticas/os, cerramos un año excepcional sí, pero un año que nos obligará de
alguna manera a ir a más. Un año en que nos hemos consolidado como un movimiento
peligroso para los poderosos, pero sumamente necesario para los humildes, para esa
parte de la sociedad que no quieren que diga nada, que no cuente para nada.
La movilización de hoy día 16 de diciembre de 2.019, es de una trascendencia
importantísima, y lo será más en el futuro, ya que estamos poniendo la primera piedra
de una casa común que no van a poder derribar, ni los poderes políticos ni los
económicos.

No queremos cansaros más , todos/as sois conscientes de la lucha que hemos
mantenido día a día y semana tras semana, para conseguir consolidarnos, todas y
todos sabéis lo importante de la unidad en esta lucha.
El año que viene, celebraremos la IV Asamblea de COESPE y nos reforzaremos,
nos dotaremos de una mejor organización, gente nueva con ideas y formas de actuar
nuevas, que asumirán las responsabilidades que hoy tenemos otros, pero el
movimiento como tal, tendrá sin duda mucho que decir en las nuevas formas de hacer
política que habrán de implementarse, porque una cosa es cierta, los y las
pensionistas no volveremos a ser moneda de cambio de ningún gobierno, de ningún
partido, de ningún sindicato.
Seguiremos en la calle , pese a quien pese, porque hemos aprendido de nuevo, que
es aquí en la calle donde se defienden los derechos y las libertades, los nuestros sí,
pero los del resto de la sociedad también.
Las compañeras y compañeros que de una u otra forma, estamos en contacto
permanente con todos/as vosotras/os os deseamos unas buenas fiestas con
vuestras familias, y que recuperéis energía y ganas de luchar más y mejor el año
próximo.
INSISTIR, PERSISTIR Y RESISTIR, NUNCA DESISTIR.
GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, LAS PENSIONES SE DEFIENDEN.

Deja un comentario