La edil María García afirma que el contrato está parado desde Julio porque no
se presentó ninguna empresa, pero hasta Noviembre no se declaró desierto
por el gobierno “la escasez y lentitud de sus actuaciones demuestra lo poco
que defienden el patrimonio oriolano”.

La edil María García ha criticado esta mañana la dejadez y falta de inversión en
el Patrimonio de Orihuela “ni siquiera son capaces de trabajar para proteger el
patrimonio que está en peligro”. Este es el caso del horno de Santa Matilde,
que se inluyó en la Lista Roja de Patrimonio en junio de 2019 por estar en
estado de desprotección y por estar expuesto al vandalismo y a las
inclemencias meteorológicas.
La socialista ha explicado que tras el anuncio del gobierno en julio de contratar
la reparación ésta no se ha ejecutado porque el contrato quedó desierto. “El 24
de julio de 2019 finalizó el plazo de presentación de ofertas para reparar la
estructura y cubiertas del complejo minero, pero no se presentó ninguna
empresa, lo sorprendente es que este contrato se ha declarado desierto 3
meses después, el 21 de Noviembre de 2019, y en ese tiempo no se ha hecho
nada”.
Para la edil una vez más “nos vemos obligados a pasar el bochorno de contarle
a la ciudadanía que no se está haciendo nada por conservar nuestro patrimonio
y que la inactividad del gobierno de Orihuela es la mayor amenaza para su
conservación”. Para García si este contrato hubiera seguido su curso podría
haber estado adjudicado en agosto y antes de que ocurriera la DANA se estaría
ejecutando, sin embargo “ ahora no sabremos si de haber hecho las cosas bien
se podía haber evitado daños mayores en esta pieza única de la que solo
existe una similar en España. Esta es una consecuencia del poco trabajo que
realizan para ejecutar al menos lo que anuncian. Por el contrario se esfuerzan
para ocultar sus errores, tratando de que los ciudanos no descubran su torpeza
y desgana para gobernar esta ciudad”.
La concejala ha pedido al gobierno que explique “¿Qué van hacer? Si no es
demasiado tarde, que se explique las condiciones en las que se encuentra
este bien patrimonial, qué se indique cuándo van a retomar el contrato y si van
a replantear las condiciones establecidas inicialmente, en cuanto a trabajos e
importe y que den soluciones y no causen más problemas a la ciudad”.
Por último la edil ha dicho que es vergonzoso que “intenten ocultar su falta de
trabajo, tenemos muchos bienes en estado de peligro y sin poder sacarle un
rendimiento patrimonial ni turístico. Seguimos con el Palacio de Alcaravea, La
Caja de Ahorros de Monserrate, los antiguos Juzgados… y es que la escasez y
lentitud de sus actuaciones demuestra lo poco que defienden el patrimonio
oriolano”.

Deja un comentario