 Unides Podem pide al Consell constituir una Mesa conjunta de defensa del
sector primario Valenciano.
 El partido solicita mejorar la justicia y la transparencia de la cadena
alimentaria, y apuesta por establecer un precio mínimo que cubra costes de
producción soportados por las personas agricultoras, ganaderas y pescadoras.

El Grupo Parlamentario de Unides Podem ha presentado una iniciativa para la defensa
del sector primario valenciano y la modificación de la Ley de Mejora de
Funcionamiento de la Cadena Alimentaria. La escalada de protestas de agricultores y
productores de alimentos en distintos puntos de la geografía española ha puesto la
atención pública sobre el reparto de los precios y márgenes de ganancia de la cadena
de distribución y venta de alimentos. Un hecho que según la formación “ha llevado a
una situación de injusticia en el reparto, donde los precios que reciben los agricultores
y agricultoras por sus productos, prácticamente en la totalidad de casos, se encuentra
por debajo de los costes de producción”.
La iniciativa, presentada por la diputada Beatriu Gascó, solicita al Cosnell de la
Generalitat Valenciana la creación de una Mesa conjunta de defensa del sector
primario valenciano para la promoción del producto valenciano, el estudio de los
impactos ambientales de la gran distribución para incorporar sus externalidades
negativas y reclama el uso de mecanismos vinculantes para la compra de proximidad
de las institución y organismos oficiales, así como de los servicios de restauración que
puedan albergar.
En su segundo bloque de peticiones solicita al ejecutivo estatal que promueva un Pacto
Social y de Estado en defensa del mundo rural y del sector primario. Donde se
desgranan algunas medidas como la modificación de la Ley 12/2013, de 2 de agosto,
de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria para que se
refuerce la posición de los agricultores y productores de alimentos y se persigan las
diversas figuras de ventas a pérdidas. El objetivo de estas medidas es “mejorar la
justicia de la cadena alimentaria, especialmente en la distribución del valor a lo largo
de la misma”, por ello consideran imprescindible establecer un sistema de precios
mínimos como ya existe el Francia, nos recuerda la diputada Beatriu Gascó.

Desde el partido morado consideran que tras el informe y la directiva europea sobre
prácticas desleales en la cadena de suministro alimentario se abre una ventana de
oportunidad para la necesaria modificación de los incentivos perversos que han
gobernado el sistema de fijación de precios en la cadena alimentaria. Así, afirman que
la predisposición mostrada por el nuevo gobierno, del que forma parte, es un hilo de
esperanza para un sector que se ha visto desde hace demasiados años maltratado.

Deja un comentario