Desde la plataforma defendemos que la salud es un derecho, y no un negocio, por lo que consideramos que el
tiempo de la privatización del departamento de Salud debe finalizar en octubre de 2021, porque se acaba un
contrato que suscribió la Generalitat Valenciana con una empresa privada, Ribera Salud.

LA SALUD ES UN DERECHO Y NO UN NEGOCIO, DESDE LA PLATAFORMA POR LA SANIDAD 100 % PUBLICA Y DE
CALIDAD DEL DEPARTAMENTO 22, CONSIDERAMOS QUE EL TIEMPO DE LA PRIVATIZACIÓN DEL DEPARTAMENTO DE
SALUD DEBE FINALIZAR EN OCTUBRE DE 2021, AL ACABAR EL CONTRATO QUE SUBSCRIBIÓ LA GENERALITAT
VALENCIANA CON LA EMPRESA PRIVADA, RIBERA SALUD

El gobierno valenciano y la Consellería de Sanitat Universal y Salud Pública han de cumplir el pacto de gobierno y
recuperar lo privatizado en un servicio fundamental como es la sanidad pública. La dura lección que nos deja la
pandemia es que la sanidad pública es un servicio esencial a cuidar y no se puede fragmentar ni privatizar o
subordinarse a los dictados de unos accionistas norteamericanos ( Ribera Salud pertenece a CENTENE Corporation).
CENTENE Corporation tiene su brújula orientada, como cualquier empresa que cotiza en bolsa, en buscar
rentabilidad a sus inversiones y aumentar sus ganancias .

El objetivo primero y principal que marca directrices se
gesta lejos de nuestra comarca respondiendo a los accionistas norteamericanos, y no a las necesidades de salud de
la población del departamento de salud de Torrevieja.

El acto de ayer, donde Ribera Salud anunció un extenso plan de inversiones, nuevos proyectos y más promesas,
llega tarde. Han tenido tiempo de realizar estos planes tras haber pasado por sus manos miles de millones de euros
de los valencianos y valencianas en los 14 años que lleva funcionando.

Ahora la empresa “promete el oro y el moro” y “vende humo” con millones de euros en inversiones, con el objetivo
de confundir a la opinión pública y presionar al gobierno valenciano

Esto mismo sucedió en el departamento de Alzira para intentar prorrogar el contrato y lo que se ha sabido después
es que la Conselleria de Sanidad tuvo que invertir millones de euros para renovar maquinaria y tecnología
“ caducada y obsoleta”, reforzar la plantilla en más de 400 trabajadores para llegar a los mínimos ratios
recomendados, dotar stock de material y fármacos en almacenes, construir nuevos quirófanos , instalar más camas
y dotar de más consultas médicas…, porque no todo estaba como lo pintaba Ribera Salud. Hasta 15 millones de
euros reclamó la Conselleria de Sanidad por los desperfectos que se encontraron.

En la jornada de ayer de Ribera Salud se pudo ver mucho invitado de lujo, con presencia de pesos pesados del
Partido Popular. Se revela una vez más la connivencia con el Partido que implantó el llamado modelo Alzira y que
despreció y sigue menospreciando a los centros sanitario públicos de gestión directa, donde se presta asistencia
a la mayor parte de la población, y se forma a la inmensa mayoría de profesionales sanitarios via MIR-EIR (
médicas especialistas, enfermeras , farmacéuticos…) que hacen sostenible y de calidad la sanidad pública
valenciana . Así es que menos del 2% de especialistas se forman en los 4 departamentos de salud de gestión
privatizada , es que formar especialistas no parece ser rentable para el modelo Alzira. En cambio, después los utiliza y en nuestra opinión los explota.

Las concesiones de Torrevieja y Elx-Crevillent utilizan un sistema de información propio, incompatible con el sistema
de información de la Conselleria. Esto hace que la Conselleria no tenga acceso directo a los datos, y dependa la
mayoría de veces de datos autodeclarados por la empresa y que pueden ser no confiables. La opacidad en el
departamento de salud de Torrevieja es máxima, pues a día de hoy la Conselleria de sanidad desconoce el número 1 18 de 934 plazas en la convocatoria de 2020

Haz clic para acceder a BOE-A-2019-12897.pdf

de horas que trabajan muchos empleados compartidos con el departamento de salud de Elx Crevillent, ambos de la
misma empresa Ribera Salud.

Se calcula que un tercio de la plantilla pudiera estar trabajando en ambos sitios, con menores salarios, trabajando
más horas, y una alta tasa de rotación/abandono buscando mejores condiciones laborales. A modo de ejemplo de
precariedad laboral: un médico cobra en Torrevieja Salud 15,50 euros por hora de guardia de Lunes a Domingo y
festivos; y en cualquier departamento con gestión pública cobra 23,65 euros de Lunes a Viernes y 25,65 fines de
semana y festivos. Tremenda diferencia.

Muchos y buenos profesionales se van porque las condiciones no son las adecuadas y falta plantilla de todas las
categorías profesionales, especialmente enfermería, auxiliares y celadores resultando un nivel de estrés muy alto,
nada recomendable para prestar una buena atención a los usuarios. Y mientras, Ribera Salud se dedica, en lugar de
cuidar y mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores para que puedan atender mejor a los pacientes, a
“vender humo” e intentar chantajear a la Conselleria de Sanidad mostrando de esta forma una absoluta deslealtad ,
a sabiendas que su contrato finaliza.

Sabemos que el lobby de Ribera Salud es fuerte, poderoso, con un gabinete de prensa potente y que emite
propaganda y anuncios con un buen marketing. Pero que nadie se lleve a error con esa propaganda, pues el modelo
de gestión privada siempre prioriza la ganancia y el modelo de gestión pública saca de la ecuación el negocio y
prioriza la salud.

Porque la salud es un derecho y no un negocio,
Porque la sanidad no se vende , sino que se defiende
Porque sobran motivos para recuperar lo privatizado, desde la Plataforma seguiremos realizando asambleas
informativas en los diversos pueblos del departamento para que la población conozca los motivos por las que
defendemos la necesidad de recuperar el departamento a la sanidad de gestión pública por finalización del contrato.

Deja un comentario