La EMT de RIBÓ está utilizando medidas de flexibilidad internas aprobadas en la última reforma laboral del PP de 2012, para sancionar de  una  manera velada a  trabajadores  por padecer  Enfermedades  Profesionales contraídas en los talleres de  EMT.

Estas medidas las realizan con cambios de puestos que conllevan hasta una  bajada Salarial de dos niveles, por medio de  la  Modificación  Sustancial  de las Condiciones de trabajo, la cual justifica por razones de organización de la empresa, saltándose el articulado del convenio sobre medidas de recolocación derivadas de perdida de aptitudes, físicas, psíquicas o sensoriales, sin  rebaja salarial.

CGT denuncia que  desde Recursos Humanos de la empresa municipal de transportes de Valencia abren una nueva puerta a la precariedad y a la represión laboral por enfermar. Hasta la fecha las movilidades funcionales por causas de pérdida de aptitudes de los trabajadores de Talleres, se han realizado sin rebaja Salarial.

La organización anarcosindicalista cree que es peligroso e injusto que se apliquen de manera arbitraria las bajadas salariales que están tipificadas como una sanción dentro del régimen disciplinario como faltas muy graves, más aún, cuando estas pérdida de aptitudes se han agravado a causa de enfermedades profesionales o accidentes de trabajo contraídas por los trabajadores/as a raíz de la inacción de la empresa municipal de transportes ante las recomendaciones realizadas por el mismo Servicio de Prevención de la empresa.

Desde CGT recuerdan que EMT ya ha sido sancionada en varias ocasiones por la inspección de trabajo al desoír y no poner en práctica las medidas preventivas y recomendaciones de los Servicios Médicos de Prevención de EMT.

Este 28 de abril día  de  la seguridad y salud en el trabajo, desde CGT recordamos  que tenemos  denuncias pendientes en inspección,  sobre el estado de los WCs portátiles, de falta de documentación sobre aspectos de seguridad de documentación que no ha sido aportada, y que necesitamos para revisar , investigar y emitir un informe con la documentación relativa a la  Prevención de riesgos laborales, que  creemos    necesaria para que podamos emitir un informe del  incendio de autobuses en la cochera de San Isidro.

Entre la documentación que falta aportarnos está el informe de la auditoria reglamentaria de seguridad y salud realizada en el 2020,  el plan de Autoprotección del Parking de Brujas, así como los protocolos de actuación en emergencias, mantenimiento del parking, formación y simulacros de Emergencia     necesarios para su licencia de apertura,  planes que  hasta la fecha ni los trabajadores, ni los Delegados de Prevención tienen conocimiento de ellos, después de que el Parking lleva abierto al público más de dos años.

Por último, desde CGT hemos realizado las distintas denuncias de los hechos, y no descartamos la acción sindical, y las medidas de presión   que sean necesarias para que se corrijan estos hechos.

Deja un comentario